Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

Pilou Asbæk: "Espero no morir demasiado pronto en 'Juego de tronos'"

El actor danés, popular por su papel de Euron Greyjoy, estrena el escalofriante drama bélico y judicial 'A war (Una guerra)'

Juan Manuel Freire

El actor danés Pilou Asbæk.

El actor danés Pilou Asbæk.

'A war (Una guerra)' es la tercera colaboración entre Pilou Asbæk, conocido por muchos como el Euron Greyjoy de 'Juego de tronos', y el cineasta Tobias Lindholm. Hablamos con el actor sobre este drama bélico y judicial con la tensión de un gran 'thriller' psicológico.

El director Tobias Lindholm y usted parecen inseparables. ¿Buscan lo mismo en el cine? Somos inseparables. Es mi amigo, mi cómplice e incluso mi vecino. Cuando recibo una oferta de Hollywood, es el primero que opina sobre ella. Y él confía en mi opinión sobre su trabajo. Lo curioso es que al principio nos odiábamos, no dejábamos de pelear, pelear, pelear. Pero ya sabe lo que dicen: del odio al amor hay un paso.

Se podría hablar del filme como un 'thriller' en el que los escalofríos provienen de la psicología. Sobre todo, nos interesa situar a personajes humanos en situaciones inhumanas. Y ver qué cuestiones surgen. Con 'R' nos fuimos a una prisión. Con 'Secuestro', a un barco danés tomado por piratas somalís. En esta vamos a Afganistán [donde un comandante danés toma una decisión que le lleva a ser juzgado por crimen de guerra]. En ninguna de estas películas existen ideas claras de bien y mal.

Insólito en una época como la nuestra, en la que todo es blanco o negro, sin espacio para delicadezas de matiz. Estoy en las redes sociales y son desmoralizadoras: todo en ellas se simplifica; se buscan los extremos. Nada es tan sencillo. En nuestras películas no hay villanos, pero tampoco héroes. No es la típica película americana.

Yo quería hablarle de un director americano, Sidney Lumet, y una película en particular, 'Doce hombres sin piedad'… ¡Bueno, eso son palabras mayores! Esa película me encanta. En general toda esa generación americana de los 60 y 70, de Lumet, Coppola o Scorsese, es la razón por la que hacemos cine muchos daneses. Nuestro país no tiene un legado cinematográfico tan rico como España e Italia, así que miramos fuera de nuestras fronteras.

Usted no es nuevo en esto de los dilemas morales: 'Borgen', la serie que le dio a conocer internacionalmente, estaba llena de ellos. No elijo de forma consciente estos personajes tan graves y enfrentados a grandes cuestiones morales. Se cruzan en mi camino, son buenos, digo que sí. En la realidad soy distinto. Un viva la virgen. Me gusta salir, beber, quedarme hasta tarde discutiendo de películas y música… ¡Pero guionistas y productores me ven como un tipo complicado!

Precisamente iba a decirle que me sorprende su jovialidad. Esta entrevista me imponía, pero es usted muy majo. (Risas). Tampoco hago siempre esos papeles. Fíjese en Euron de 'Juego de tronos': es un tipo alegre.

Además de bastante despreciable, todo sea dicho. (Risas). Pero divertido a la vez. La gente de la serie no quería otro villano como Ramsey Bolton… Tan pesaroso. Eso ya estaba hecho. El mío es un villano diferente, encantador, ido de la cabeza. ¡Todo le importa una mierda!

¿Qué espera de la temporada final de la serie? No morir demasiado pronto. Me encanta formar parte de ese universo.

También debe de intimidar. Saber que a tanta gente le importa algo. La mayor responsabilidad es hacia George R.R. Martin. Y después, hacia los 'showrunners' y directores. Han creado un verdadero fenómeno. Me quedó claro cuando fui a ver al Barça.

Nikolaj Coster-Waldau y Pilou Asbæk, en el Sánchez Pizjuan, viendo un Sevilla-Barça.

¿Disculpe? (Risas). Siempre recordaré cuando fui con Nikolaj Coster-Waldau [Jamie Lannister], al que conozco de Dinamarca, a ver el Sevilla-Barça. A la salida había cinco mil personas esperándonos. Algo increíble. Por lo visto Messi es fan de la serie y quería conocernos, pero no pudo ser porque otros miembros del equipo que habían ido al partido estaban cansados. ¡Nunca se lo perdonaré!