Ir a contenido

CANCIÓN LÍRICA

Elena Copons inaugura el festival de lied LIFE Victoria

La soprano presentó canciones de los imprescindibles Schumann, Brahms, Grieg y Richard Strauss

Rosa Massagué

 La soprano Elena Copons y el pianista Sholto Kynoch, en la inauguración del LIFE Victoria.

 La soprano Elena Copons y el pianista Sholto Kynoch, en la inauguración del LIFE Victoria. / LIFE VICTORIA

El festival LIFE Victoria dedicado a la canción lírica que tanto frecuentó Victoria de los Ángeles inauguró su quinta edición con unos intérpretes de lujo. La soprano Elena Copons acompañada al piano por Sholto Kynoch ofreció un programa que recorría voces consideradas imprescindibles del lied alemán o en alemán, es decir, Robert Schumann, Johannes Brahms, Edvard Grieg y Richard Strauss.

Cantante y pianista debutaban en este festival, pero su compenetración puso en evidencia un trabajo conjunto anterior que vienen desarrollando desde hace más de una década con, por ejemplo, 'The Schubert Project', en el festival Oxford Lieder que dirige el propio Kynoch, cuyo escenario pisarán de nuevo los dos artistas la semana próxima.

El programa escogido para el recital en LIFE Victoria no era nada fácil. Cuatro canciones de Schumann sirvieron para calentar la voz para lo que vendría después y adaptarla a la acústica de la sala Domènech i Montaner del recinto modernista de Sant Pau, una sala cuadrada, de techo muy alto con un suelo de madera y una decoración con estrías en el techo que ayudaban a la sonoridad.

Recursos vocales

De Brahms, Copons interpretó cuatro canciones, entre ellas, 'Die Mainacht' (La noche de mayo), considerada como una de las mayores manifestaciones del romanticismo en la que Brahms parece describir su propia soledad. Con una voz que además de hermosa es de una gran regularidad, Copons utilizó muy bien todos sus recursos vocales; unos recursos que pondría de manifiesto en las canciones de Grieg y de Strauss.

El compositor noruego escribió numerosos lieder basados en poemas nórdicos (noruegos, suecos y daneses) y un número muy inferior sobre poemas alemanes. La soprano interpretó las seis canciones de su 'Opus 48', una especie de ciclo de versos escritos por poetas alemanes muy variados en el tiempo, entre ellos el cantor medieval Walther von der Vogelweide, o las grandes figuras de la literatura como Heinrich Heine y Wolfgang Goethe, pasando por una personaje del renacimiento español, Cristóbal de Castillejos, traducido al alemán. Grieg estaba casado con una cantante y su trabajo para la voz demuestra su gran conocimiento en este terreno.

Quien también estaba casado con una cantante era Richard Strauss. De él Copons interpretó las cuatro canciones de su 'Opus 27', un conjunto que el compositor dedicó a su esposa Pauline d’Ahna como regalo de bodas. Con estas cuatro composiciones, el recital alcanzó el cénit interpretativo tras un seguro crescendo registrado desde el Schumann inicial. El piano de Kynoch fue transparente, claro, con unos colores a veces insólitos, atento siempre a los detalles. Copons demostró que es una gran cantante de lied. Su canto fue siempre muy elegante y expresivo.

Bises y teloneras

Tres bises cerraron el concierto inaugural del LIFE Victoria: una canción de Schumann; otra de Schumnann, 'An Sylvia' (según el pianista, Victoria de los Ángeles la había interpretado 231 veces), y 'Abril', de Eduard Toldrà.

Como ya es habitual en el LIFE Victoria, este recital tuvo teloneros, que en este caso fueron teloneras. Las jóvenes Irene Mas Salom (soprano) y Helena Resurreiçao (mesosoprano) acompañadas al piano por Neus Garcia Puigdollers interpretaron varios duetos de Felix Mendelssohn y de Johannes Brahms.

El festival, que acaba el 30 de noviembre con un recital de la soprano wagneriana Irene Theorin en el Paraninfo de la Universitat de Barcelona, contará entre muchas otras actuaciones con la soprano Kate Royal, el tenor David Alegret y el barítono Benjamin Appl.