Ir a contenido

ESTRENO EN LA VILLARROEL

Pol López y Oriol Pla retratan la Irlanda rural

Dos de los actores más interesantes de su generación protagonizan 'La calavera de Connemara', una tragicomedia de Martin McDonagh

Marta Cervera / Barcelona

Pol López (izquierda) y Oriol Pla en La calavera de Connemara. 

Pol López (izquierda) y Oriol Pla en La calavera de Connemara.  / DAVID RUANO

La Villarroel reune por primera vez en escena a dos de los actores más fascinantes surgidos en los últimos años: Pol López y Oriol Pla. Ambos protagonizan junto a Marta Millà y Xavi Sáez una tragicomedia macabra del angloirlandés Martin McDonagh'La calavera de Connemara'. El autor de títulos como 'La reina de la bellesa de Leenane' y 'El tinent d'Inishmore' utiliza el humor negro para retratar la Irlanda rural. "Es un viaje a un entorno aislado con personajes bastante cafres y torpes que necesitan amar y ser amados", dice Iván Morales, polifacético director de la pieza, que debuta en La Villarroel. "Es una peripecia dramática exagerada y extrema, con elementos de comedia, tragedia y 'thriller"

La crueldad grotesca de McDonagh -autor de 'Escondidos en Brujas' y recientemente premiado en Toronto y Venecia por su último filme. 'Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri'- empapa esta pieza. La acción transcurre en un pueblecito de la región de Connemara donde el escaso tamaño del cementerio obliga anualmente a vaciar algunas fosas. Mick Dowd (Pol López) se encarga de tan macabro trabajo desde hace tiempo pero este año se enfrenta a algo nuevo: exhumar los restos de su difunta esposa, fallecida accidentalmente hace siete.

"Mick está deprimido desde que la perdió" cuenta Pol López, que encarna al torturado protagonista. Su único trabajo conocido es hacer 'poteen', un destilado de alta graduación que siempre tiene a mano. "La rumorología le acusa de ser el asesino. Desenterrarla será vía crucis para él", dice López que triunfó en 'Hamlet' y 'El curiós incident del gos a mitjanit'. Mick se ha quedado solo. "Todas las voces del pueblo le fustigan espiritualmente. Se ha convertido en el estigma, en aquello que la gente proyecta o dice de tí." 

Xavi Sáez (izquierda), Marta Millà, Pol López y Oriol Pla (derecha) en una imagen promocional de la obra / DAVID RUANO

El resto de personajes tampoco tiene desperdicio.  "Todos son supervivientes de un mundo bastante violento y hostil", dice Pla, cuyo personaje ayudará a Mick en el cementerio. "Martin sabe que para llegar a ser hombre en Connemara debes ser de cierta manera. Es joven y tiene mucha energía pero está un poco perdido", añade el actor que triunfó con 'Be God Is' y 'Ragazzo'.  "Thomas, el policía, representa el músculo, la acción", dice Sáez quien junto a Pla viajó al oeste de Irlanda para ambientarse 

Católica sí, santa no

Maryjohnny, la única mujer de la obra, es un pozo de información. "Es la tia, la madre, la abuela, la bruja y la cotorra. También es católica y representa la moral", dice Millà. Pero el personaje y contrapunto femenino tampoco es perfecto. Sus pecados son el bingo y el alcohol. 

No es un montaje convencional, al uso. Morales ha incorporado todo su bagaje e influencias del mundo del cómic, el cine, la literatura y el arte. "Como el texto tiene una estructura muy clásica nos permitimos el lujo de explicarlo fuera de sitios comunes. Invitamos a la gente a entrar en el mundo y el alma de Mick."

Tanto la escenografía como un espacio sonoro envolvente contribuyen a trasladar la opresiva atmósfera en la que viven los personajes. La hierba lo cubre todo, tanto suelo como paredes. "El espacio es simbólico y se transforma, como Mick", apunta Morales, encantado de estrenar en La Villarroel tras años haciendo "teatro de trinchera", como a él le gusta decir. El director ha cuidado al máximo todos los detalles, empezando por la traducción. "Iván quería que fuera un catalán rural pero rockero", confiesa Pau Gener, el traductor. "Había que comprender que todos procedían de un pueblo pequeño, con un dialectalismo extraño, como el del texto original. Dediqué muchas horas a hallar un catalán creíble y actual".

0 Comentarios
cargando