Ir a contenido

DURANTE ESTE FIN DE SEMANA

El 40º Aquelarre de Cervera, el más musical

La cita festiva potencia su cartel con Oques Grasses y La Pegatina y repasa la historia que le ha llevado de 100 a 25.000 participantes

El Periódico / Cervera

La fiesta del Aquelarre de Cervera congrega a unas 25.000 personas.

La fiesta del Aquelarre de Cervera congrega a unas 25.000 personas. / ACN / XAVIER LOZANO

Este viernes empieza la 40ª edición del Aquelarre de Cervera. Una fiesta que empezó con 100 participantes en un callejón, el Carreró de les Bruixes, y ha acabado por ocupar todo el centro de la ciudad, con 25.000 participantes a lo largo de todo el fin de semana en las últimas ediciones. Este año, explica el concejal responsable del programa, Marc Llorens, el aniversario se celebra con "el cartel musical más potente", con Oques Grasses como principal atractivo el viernes y La Pegatina el sábado, con "más fuego" -se pasa de 300 a 380 kilos de pólvora en los espectáculos- y diversas actividades para rememorar la historia del irreverente festival.

"Nunca se había traído un grupo de música que tuviese el poder de convocatoria que tiene ahora La Pegatina, vamos a hacer que el cartel musical sea un polo de atracción de la fiesta", añade Llorens. En los cinco escenarios gratuitos actuarán también grupos como Pachawa Sound y varios 'dj' (el viernes) y Hora de Joglar, Pastorets Rock, De Noche, Ovella Xao y  The Pink Goats (el sábado).

El espectáculo central

También se ha incrementado el presupuesto del espectáculo central del sábado (con 'cercaviles', el Ball de la Polla, la Encesa de la Universitat, la Invocació del Mascle Cabró, l'Escorreguda Final y el Fogueral), que irá por novena ocasión a cargo del de Alea Teatre, con la dirección de Albert Parra.

"La muerte y la purga del alma. El paso del Paraíso terrenal al inframundo,. De la luz espiritual a la oscuridad de las tinieblas"; ese es el resumen del espectáculo especial de este aniversario, que incorporará fuego, efectos visuales, y música en directo compuesta por Carlos Montfort.

El día antes, este viernes, se incorpora un espectáculo a cargo del grupo de percusión femenina Band Tokades con la aparición de la Gran Cabrona.

"En la feria, el Aquelarre de día, generamos y creamos más actividades para reivindicar los 40 años de la fiesta", prosigue Llorens. Una visita teatralizada al Carreró de les Bruixes explicará el nacimiento, historia y crecimiento de la fiesta, igual que lo harán una exposición en el Museu Comarcal de Cervera y un documental que se proyectará el domingo en la feria. "Explica cómo nació, con la iniciativa de un grupo de jóvenes que quiso crear una fiesta diferente de las que se hacían entonces, que tuvo éxito, fue creciendo y ocupando plazas y lugares del centro de la ciudad, que en determinado momento incorporó el fuego y los espectáculos y en el que hace unos 20 años entró el ayuntamiento", apunta el concejal.

El elemento demoniaco y sexual del evento, ¿no ha generado recelos? "Hace unos 10 años la Iglesia dijo algo, y aunque aparezca un pene y haya una 'escorreguda' sobre la gente, la gente de aquí sabe que tampoco hay ni un punto de machismo", responde Llorens.

La Fira del Gran Boc, una "feria esotérica y alternativa" que se celebra en los patios interiores de la Universitat de Cervera, mezcla dos tipos de público. "Hay una parte que son fans o frikis de las brujas, de tirar el tarot y cosas así, pero también es una feria de artesanía y alimentación de proximidad que atrae a un público familiar que es el mayoritario", asegura el concejal.

0 Comentarios
cargando