Ir a contenido

ÉXITOS MUSICALES

La canción del verano 2017: 'Despacito'... y las demás

El fenómeno de Luis Fonsi es la punta del iceberg de un año en el que el reguetón y los sonidos urbanos mandan más que nunca entre lo que más se escucha

Luis Troquel

La versión original de Despacito, de Luis Fonsi ft Daddy Yankee.

El fenómeno del ‘Despacito’ es la punta del iceberg de un año en el que el reguetón y los sonidos urbanos, ya implantados como música pop, mandan más que nunca en la canción del verano. Pocas son las piezas más bailadas ajenas, en mayor o menor medida, a su ritmo. Entre ellas, la fulgurante confirmación de C. Tangana en el ámbito mayoritario. El nuevo duelo en la cumbre entre Maluma y J. Balvin. La inalterable presencia estival de Enrique Iglesias. La onda expansiva de la crisis venezolana con Danny Ocean. El ‘Kung-Fú’ del canario Dasoul. El flechazo de Shakira por Piqué. La escapada de Wisin y Ozuna... Incluso la canción anglosajona que más suena, ‘Shape of you’ de Ed Sheeran, es casi dancehall, el género jamaicano que originó el reguetón. Virando al r’n’b, el estadounidense de origen palestino DJ Khaled triunfa por partida múltiple y el podio de la canción friki del año queda desierto a pesar de los intentos de Sandro Rey con su ‘Lagarta’.

Supremacía

Luis Fonsi, autor del 'hit' planetario 'Despacito'.

Confirmar a estas alturas que ‘Despacito’ es la canción del verano sería una insultante obviedad. Cuesta horrores recordar algo similar. Ni siquiera cuando hace tres temporadas Enrique Iglesias reactivó con ‘Bailando’ el fenómeno de la canción por excelencia del verano. Ni cuando el ‘Aserejé’ se alzó hace 15 años entre sonada competencia. Ni tan siquiera a mediados de los 90, cuando el 'boom' planetario de la ‘Macarena’ llegó aquí con la melodía archisabida de años atrás.

La canción del verano suele dar sorpresas de última hora. Sin ir más lejos, el año pasado, en las últimas semanas estivales, ‘La bicicleta’ de Carlos Vives y Shakira terminó adelantando a cualquier otra. Y hace dos, ‘La gozadera’ de Marc Anthony y Gente de Zona se llevaría el gato al agua casi cuando ya empezaban las lluvias. Pero este parece imposible que nada pueda derrocar la supremacía de Luis Fonsi y Daddy Yankee con ‘Despacito’. La canción en castellano más difundida desde que empezara el siglo XXI.


Crisis venezolana

A pesar del sobrepasar los 650 millones de reproducciones en Youtube y sonar insistentemente con ‘Súbeme la radio’, Enrique Iglesias no ha revalidado el estatus de rey del verano que en los últimos tres años ostentaba. Y eso que en esta ocasión ha vuelto a aliarse con el cubano Descemer Bueno, autor de aquel ‘Bailando’ del que tanto ha bebido ‘Despacito’. Quien vuelve a estar de enhorabuena es su invitado en ‘Duele el corazón’ el verano pasado, Wisin, junto a Ozuna en ‘Escápate conmigo’. Y mucho más que una escapada fue lo que llevó a Danny Ocean a componer la exitosísima ‘Me rehúso’. Con ella el conflicto venezolano salpica de refilón hasta la canción del verano; y aunque su título casi parezca una enmienda a la Asamblea Constituyente, se trata de una canción de exiliado amor.


De España al mundo

Lo que sí sigue en horas bajas es la canción del verano ‘made in Spain’. La globalización y la crisis discográfica crónica parecen haber finiquitado una pequeña industria antes volcada en estos menesteres. De una escena completamente diferente procede el madrileño C. Tangana. Este año ha actuado tanto en el Sónar como en el Primavera Sound y sin renunciar a sus orígenes hip-hop se postula cada día más como la gran estrella pop que tanta falta le hace a este país. Su ‘Mala mujer’ es la única canción española que campa entre las diez más vendidas en el último listado de ventas. Y a nadie debería extrañar tamaño acercamiento al reguetón, a fin de cuentas, la pieza que le encumbró el verano pasado era casi dancehall. Aquel ‘Antes de morirme’ junto a Rosalía, hoy convertida en la cantaora del momento, fue un fenómeno viral que este ‘Mala mujer’ lleva camino de sobrepasar. Y su espectacular vídeo corre también como la pólvora en República Dominicana, México, Colombia, Argentina...


Duelo en la cumbre

Los colombianos Maluma y J. Balvin, los dos grandes nuevos reyes del reguetón, contraatacan con inéditos singles. Maluma lleva meses desconcertando al personal. El chico bonito del género, se convirtió en cacareado ejemplo de incorrección política con sus escarceos trap. Y ahora da musicalmente la vuelta a la tortilla sin atenuar desinhibición sexual. ‘Felices los 4’ no es explícito ni malsonante, aunque la letra de su sensacional estribillo tampoco se anda por las ramas. Promiscua, como el as que la semana pasada se sacaba de la manga al colgar el video de una versión en clave salsera junto Marc Anthony.

Nada que ver tiene en cambio ‘Mi gente’ con el homónimo himno salsero de Héctor Lavoe (que también cantaría Marc Anthony). Monopolizando el primer puesto de las listas españolas desde  hace varias semanas, ‘Mi gente’ de J. Balvin en realidad tampoco es exactamente suya. La estrenó antes el que figura como su invitado: Willy William.


Casi más francés que inglés

La exitosa última operación de Balvin es similar a la que a principios de esta década hiciera Don Omar con ‘Danza Kuduro’. O a la práctica habitual de tantas grandes estrellas del 'mainstream' atentas a lo que se cuece fuera de sus mansiones. ‘Mi gente’ es realidad una adaptación hispana de la canción que apenas dos meses antes había publicado su 'partenaire', el afrofrancés Willy William, con el título de ‘Voodoo song’.

Varias de sus originales frases originales francófonas suenan en ‘Mi gente’ y a tenor del impacto que está teniendo este verano casi se está bailando más en francés que en inglés. Valga la ‘boutade’ para constatar que, si bien el inglés no suele ser lengua vehicular en lo que a canción veraniega se refiere, este 2017 menos que nunca. Como excepción más sonada, el ‘Shape of you’ del británico Ed Sheeran. Con cuya acogida se desquita del fiasco de su hooliganesca oda a Barcelona.


Mojitos con ojitos

En inglés suena parte de la versión del ‘Despacito’ con Justin Bieber como invitado, quien también campa a su anchas mano a mano con David Guetta en ‘2U’ y, en ‘I’m the one’, invitado junto a otras figuras por DJ Khaled, que a su vez, en su otro éxito, ‘Wild thoughts’, cuenta con la participación de Rihanna, una de las pocas grandes divas que este año se cuelan entre las preferencias estivales. La que más, Shakira, que vuelve a dar en la diana rememorando el flechazo que le unió a Gerard Piqué. Con achispadas rima (“Un mojito, dos mojitos / mira que ojitos bonitos”), se acerca en su canción ‘Me enamoré’ al moombahton, género que  nos descubrió aquí el canario Dasoul, quien por cierto, este verano anda aliado con el venezolano Nacho a golpe de ‘Kung-Fú’.