Ir a contenido

FESTIVAL MAS I MAS

Eva Yerbabuena: "El flamenco te llega directamente al estómago"

La bailaora granadina interpreta su última creación, 'Apariencias' este jueves en el Teatre Grec

Natàlia Queralt / Barcelona

La bailaora Eva Yerbabuena empezó su carrera a los 16 años 

La bailaora Eva Yerbabuena empezó su carrera a los 16 años 

Nació en Fráncfort como Eva María Garrido, pero en menos de un mes sus padres ya estaban de vuelta en Granada, su verdadera ciudad. Conocida artísticamente como Eva Yerbabuena, ganó el premio Nacional de Danza en 2001 y, con una larga trayectoria como bailaora y coreógrafa, llega este jueves al Teatre Grec con su última y aclamada creación, 'Apariencias', que combina la danza, la música en directo, la voz y la palabra en el Festival Mas i Mas. Una reflexión sobre la falta de profundidad en la sociedad actual.

¿Hay menos flamenco en 'Apariencias'? En este espectáculo he tenido menos miedo de dejar de ser flamenca, precisamente para experimentar con la superficialidad. Yo soy vista como una flamenca: con moño y mantón. Y, en 'Apariencias', hay partes en las que no queda claro si llevo mantón o si bailo con la cabeza rapada. Es parte de la reflexión.

Una reflexión que también sirve para el mundo actual. Evidentemente. Es una crítica, desde la mayor honestidad, sobre todo aquello que nos afecta visualmente. Vivimos en un mundo superficial donde falta profundidad y esto es un tema que me preocupa desde que era niña. ¿Qué importan las diferencias sociales y religiosas, si todos somos personas? Busco la vuelta al origen.

¿Y cómo lo consigue sobre el escenario? Con una escenografía minimalista y la combinación de diversas disciplinas que conmueven: la danza, la música, la voz y la palabra. El origen lo simbolizan ritmos africanos de percusión y, sobre todo, la voz de una colaboradora especial, la guineana Alana Sinkëy, que canta en criollo.

¿Le baila a la muerte en este espectáculo? La muerte es aquello que nos iguala a todos. Puede parecer tétrico, pero para mí la muerte es un nuevo nacimiento, un estado de transición hacia otra oportunidad, hasta un origen. Quizá porque mi visión de la vida no es nada materialista.

Parece que apunta directamente a la conciencia. Este espectáculo es crítica y reflexión, pero yo siempre digo que el flamenco llega directamente al estómago. Como bailaora y coreógrafa, mi experiencia es que, lo compares con lo que lo compares, te atrapa. El flamenco es el lenguaje con el que mejor me expreso.

Y todo este torbellino de sensaciones en el Teatre Grec. Los teatros al aire libre son lugares especiales a los que una llega con un poco de miedo. En un sitio cerrado hay pocas cosas que se le escapan al artista, en cambio en un anfiteatro sabes que no puedes esconder nada. Es una puesta en escena más arriesgada donde las cosas están más sujetas al azar y descubiertas a los ojos del público, y esto, a mí, me encanta.

¿Se valora más el flamenco fuera de España? Creo que como aquí ya lo conocemos y es algo que nos pertenece, no le hacemos demasiado caso. En cambio en Japón, llevan muchos años respetando y adorando el flamenco, aunque sea una disciplina aparentemente muy lejana para su cultura. Suena a tópico, pero es un lenguaje internacional.

0 Comentarios
cargando