29 oct 2020

Ir a contenido

FESTIVAL DE VERANO DE BARCELONA

Ariadna Montfort, una coreógrafa intuitiva

Cuatro bailarines y tres músicos estrenan 'Moaré' en la Sala Hiroshima, primera obra de esta bailarina premiada por el Institut del Teatre

Marta Cervera

Ariadna Montfort, en Barcelona, el día antes de su estreno como coreógrafa.

Ariadna Montfort, en Barcelona, el día antes de su estreno como coreógrafa. / RICARD FADRIQUE

Ariadna Montfort debuta este miércoles como coreógrafa en con 'Moaré' en la Sala Hiroshima, programado dentro del Grec. En ella reflexiona sobre la mirada y cómo nuestra experiencia y expectativas influyen en la percepción de la realidad. Se muere de ganas de estrenar.

La puesta en escena es muy simple. El espacio está dividido en dos y ha colocado hasta sillas para que los intérpretes puedan ser también observadores, a ratos. "El espectáculo habla a través del movimiento y la música, con un lenguaje poético, más abstracto que narrativo", cuenta esta bailarina treintañera de Vilassar de Mar. Ha desarrollado una interesante carrera internacional, pero la posibilidad de crear su primera pieza de larga duración gracias al Premi de Dansa Institut del Teatre es motivo de orgullo.  "Mi proyecto fue elegido, pero no he estudiado en el Institut ni tampoco hecho clases de coreografía. Me he lanzado a pelo, con lo que he aprendido en el campo de batalla, bailando en diferentes compañías y trabajando con distintos coreógrafos. Me he guiado por mi intuición".

Cuatro bailarines españoles -Blanca Tolsà, Rober Gómez, Ioseba Yerro y Ángela Boix- y tres músicos de Volans -Lluís Campos, Hug Bonet y Eduard Roselló-, creadores de la banda sonora original que tocarán en directo, intervienen en esta obra. "Moaré' es una pieza de danza de verdad, es decir, muy física, en la que todos están todo el rato en escena". Sus bailarines no se conocían entre sí. "Les descubrí dándoles clase. Todos tienen una excelente formación y son españoles. Me apetecía dar oportunidades de trabajo a gente de aquí. Dos de ellos trabajan en el extranjero y casi nunca han bailado en su país. Están muy ilusionados con el estreno". 

Fantástica aventura

La aventura de cambiar de rol para coreografiar y dirigir un espectáculo ha valido la pena. "Artísticamente ha sido un reto increíble pero el mayor desafío consiste en dirigir un grupo tan grande, mantenerlo motivado y superar los momentos difíciles". 

Ella misma se pregunta qué tendrá su lenguaje de todo lo aprendido por ella hasta ahora en la escuela de Béjart en Lausana o junto a destacadas compañías como Batsheva y La Veronal, entre otros.  "Esta pieza gira alrededor  de las influencias que nos construyen. He dejado fluir todo lo que llevo dentro. Ha salido un mix de todo lo aprendido y vivido, pasado por mi filtro personal".

'Moaré' abre una nueva etapa profesional. "Habrá que ver cómo responde el público y los programadores", valora. De momento ya ha agotado las localidades.