30 oct 2020

Ir a contenido
Una imagen promocional de ’Dunkerque’, de Christopher Nolan.

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

'Dunkerque', en el centro de la pesadilla

Christopher Nolan transmite la tensión y el terror de los soldados aliados en esta historia de supervivencia ambientada en la segunda guerra mundial

Juan Manuel Freire

Se conoce como 'milagro de Dunkerque' a la campaña militar que, durante la segunda guerra mundial, consiguió evacuar de la costa de Francia a más de 300.000 soldados aliados que habían quedado acorralados por el ejército alemán. Se conoce, pero quizá no lo suficiente (la película previa en torno al mismo evento, dirigida por Leslie Norman en 1958, ha sido poco vista). Y ese es uno de los motivos que llevó a Christopher Nolan a rodar 'Dunkerque', por otro lado una película poco pedagógica o historiográfica.

"No tienes que saber nada sobre Dunkerque para disfrutar de ella", recuerda el actor Fionn Whitehead, quien debuta en el cine como el joven soldado británico Tommy. Tampoco sabrás mucho sobre Dunkerque al salir de ella. Pero sabrás qué significaba ser un joven soldado en los años 40 y cómo es sentirse cercado por un horror que te supera. A su propia, sensorial manera, 'Dunkerque' es un manifiesto antibélico tan poderoso como 'Sin novedad en el frente', el clásico de Lewis Milestone de 1930.

Explicaciones geopolíticas, las justas. Lo importante aquí era plasmar las emociones de los soldados aliados. Solo las suyas: no se ve al enemigo y tampoco se le humaniza. Conceptualmente, el filme de Nolan se parece menos a otros filmes bélicos que a una obra maestra del siglo XXI como 'Monstruoso': sitúa al espectador en el mismo centro de la pesadilla, en el ojo del huracán y sin poder escapar, sin más información que las propias víctimas del suceso sobre lo que está pasando.

Tráiler de ’Dunkerque’ (2017) / elPeriódico

Según Whitehead, rodar la película fue "increíblemente exigente en el plano físico"; a veces "decididamente claustrofóbico". "Me sentía intimidado por la escala de todo, el tamaño", añade. Otros dos actores de la película, Jack Lowden (el piloto de la RAF Collin) y Barry Keoghan (George, joven a bordo de una de las Pequeñas Embarcaciones que cruzó el Canal al rescate de la BEF), tenían algo más de experiencia con el entorno bélico: habían coincidido antes en el reivindicable thriller sobre el IRA ''71'. "De hecho", apunta Lowden, quien acaba de interpretar a Morrissey en un biopic, "creo que aún sufrimos más en esa otra película".

SEÑAS DE IDENTIDAD

Es la primera vez que Nolan toma como base un hecho real. Los elementos fantástico-sobrenaturales brillan por su ausencia. Sin embargo, algunas de las más claras señas de identidad del autor siguen ahí, como esa mirada subjetiva o impresionista y su obsesión por retorcer y expandir el tiempo. Se puede decir que 'Dunkerque' entrecruza tres historias basadas en otros tantos elementos (tierra, aire y mar), pero igual de importante es el elemento temporal: cada una de esas historias sucede en un margen temporal distinto, a saber, una semana, un día y solo una hora. 

“Lo primero que me dijo Nolan es que llevaba los cordones mal atados”

Harry Styles

Las películas de Nolan se caracterizan, además de por sus juegos temporales, por la minuciosidad. ¿Recuerdan la pared llena de libros del cuarto de la hija de Matthew McConaughey en 'Interstellar'? Cada tomo se escogió uno a uno. En esta ocasión hubo que construir telares para fabricar un tejido clavado al de los uniformes históricos. Reconstruir el espigón donde se desarrolla gran parte de la acción en su ubicación original. Instalar cámaras dentro de la cabina del Spitfire para que el espectador pudiera ver las cosas desde la perspectiva del piloto.

La atención al detalle llega a lo más minúsculo. Harry Styles, exestrella del pop (con One Direction) y aspirante a estrella del rock de estadio que debuta en el cine a lo grande, o mayúsculo, nos pone un buen ejemplo: "Nolan es como un director de orquesta que, a la vez, sabe tocar todos los instrumentos. Recuerdo cómo el primer día de rodaje, salí nervioso a darlo todo y lo primero que me dijo fue que llevaba los cordones mal atados, que los soldados británicos se los ataban de otro modo".

Un fotograma de 'Dunkerque', con Harry Styles primero por la izquierda.

Cillian Murphy, quien encarna a un soldado con TEPT, tuvo más libertad de movimiento, quizá por llevar rodando regularmente con Nolan desde hace más de una década. "Pude crear gran parte de mi personaje –nos explica– porque no hay unos síntomas definidos en el trastorno por estrés postraumático. No es una condición física. Podía elegir cómo reaccionar". Según Murphy, recordar el 'espíritu de Dunkerque' es importante por ser sinónimo de empatía, "algo de lo que tampoco andamos sobrados en estos momentos".