28 nov 2020

Ir a contenido

ESTRENO DE 'DUNKERQUE'

Christopher Nolan: "Hacer algo que ya has hecho no resulta apetecible"

El director de la 'trilogía El Caballero Oscuro', 'Origen' e 'Interstellar' habla sobre su nueva historia épica 'Dunkerque', Harry Styles y su amor por el celuloide

Juan Manuel Freire

Christopher Nolan, el pasado fin de semana en Dunkerque. 

Christopher Nolan, el pasado fin de semana en Dunkerque.  / AFP / FRANCOIS LO PRESTI

Revelado con el experimento cronológico de 'Memento' y convertido durante la última década en epítome del 'blockbuster' de autor (la trilogía 'El Caballero Oscuro', 'Origen', 'Interstellar'), Christopher Nolan se renueva sin abandonar obsesiones en la ambiciosa 'Dunkerque'. Hablamos con el cineasta en Londres.

¿Cuáles fueron algunos de sus principales referentes cinematográficos a la hora de encarar este proyecto? Mis influencias vinieron en gran parte del cine mudo. Grandes como Murnau, Von Stroheim... Puedes robar con alegría de este cine porque ahora mismo poca gente se interesa por él. Es un lenguaje narrativo diferente. Al no haber diálogo, tiene una pureza cinematográfica inspiradora.

No ha hecho esta película para explicar la historia, sino para hacer sentirla. Apenas hay contextualización ni explicación. Para mí 'Dunkerque' no es una película bélica, sino una historia de supervivencia. Basada sobre todo en situaciones de acción paradójicas que sucedieron realmente y sobre las que he leído. Quería hacer sentir, por ejemplo, la claustrofobia; qué significa estar a expensas del enemigo y no tener en qué dirección ir.

¿Por qué decidió no mostrar la cara de los nazis? Trato de ser fiel a la experiencia de los soldados británicos y franceses. Muy pocos se vieron cara a cara con los alemanes. Una gran parte del miedo y del suspense con el que vivían se debía a lo desconocido, a lo que no veían. Temblaban por el ruido de los disparos reverberando a través de la ciudad. O viendo caer las bombas de esos terribles Stukas. Todo resulta aún más terrorífico cuando no sabes realmente de dónde proviene la amenaza.

Ha pasado de hacer un cine cerebral a poner más énfasis en la emotividad y visceralidad. No sé cómo he llegado a eso. Cuando empiezas, haces las películas que te dejan hacer. Y luego, si tienes éxito, eres tú quien decides tus siguientes proyectos. Cada película parte de una motivación diferente. Lo que quieres evitar es la repetición. Hacer una película lleva mucho tiempo y requiere mucha energía, y hacer algo que ya has hecho resulta poco apetecible.

Teaser ’Supervivencia’. Kenneth Branagh y James D’ Arcy en Dunkerque (2017). / PeriÓdico

'Dunkerque' parece un giro de timón en su filmografía, pero en ella sigue explorando el tema de la percepción. Estoy muy interesado en la subjetividad y en explorar puntos de vista subjetivos, sobre todo a través de la manipulación del tiempo. Incluso en películas convencionales, el tiempo se manipula de forma sofisticada, pero no lo advertimos. Yo no empleo la manipulación del tiempo como una sutileza, como algo oculto, sino que trato de ponerla en primer plano e involucrar al público en esa estrategia.

La música tiene aún mayor protagonismo que en el resto de sus películas. No hay mucho diálogo, pero tampoco hay un segundo de silencio. En 'Dunkerque', probablemente por la falta de diálogo, hemos conseguido una síntesis de efectos de sonido, música e imagen a la que siempre habíamos aspirado, pero nunca habíamos logrado llegar. Otros directores usan pistas musicales temporales mientras montan. Para mí es mejor montar sin música antes que trabajar sobre una pieza que luego no podrás usar, o que obligarás a copiar a otro compositor. En esta ocasión tenía algunas ideas rítmicas en la cabeza que le había pasado a Hans [Zimmer; el compositor]. Conforme él iba acabando piezas, mi montador, Lee Smith, y yo las íbamos integrando en la película.  

Hablemos del reparto. ¿Vio claro rápidamente que Harry Styles [excomponente de la 'boyband' One Direction] podía ser un gran actor? Harry fue uno más entre los muchos actores jóvenes que se presentaron a las pruebas. Cuando ficho a alguien no pienso sobre su nivel de fama, o si ese carácter de celebridad puede afectar a la percepción del personaje y, por extensión, a todo el filme. Mi trabajo como director es ver potencial en la gente. Harry mostró un enorme potencial.

Christopher Nolan

"Mi trabajo como director es ver potencial en la gente. Harry [Styles] mostró un enorme potencial"

El resto de actores jóvenes no son igual de famosos. ¿Eso supuso un problema durante el proceso de financiación? Cuando presentamos la idea a Warner Bros., dejamos claro que queríamos actores desconocidos. No hubo problemas. Luego acabó no siendo así, porque, al fin y al cabo, quieres tener a los mejores actores y punto. Por eso acabé fichando a alguien como Mark Rylance, con quien me apetecía trabajar desde hace décadas.

Desde hace un tiempo rueda sus películas en IMAX. ¿Qué le gusta de este formato que no encuentra en otros? Al principio del proceso me reuní con Hoyte [Van Hoytema; director de fotografía] y le pregunté cuál creía que sería el mejor formato para 'Dunkerque'. Mi intención no era presionarle en ningún momento; es él quien tiene que cargar con esa cámara IMAX de 25 quilos. Pero quizá me lo vio en los ojos. Simplemente, IMAX es el formato con mejor calidad de imagen que existe.

Es un formato basado en celuloide de 70 mm. ¿Cómo defendería ante los escépticos la superioridad del celuloide sobre el cine digital? La calidad analógica del color y la escala de grises es distinta a la de cualquier formato de vídeo. Dicho en pocas palabras, el celuloide puro a 24 imágenes por segundo es la mejor analogía que se haya inventado de la forma de ver del ojo humano. Ninguna otra alternativa es tan agradable a la mirada; ninguna da la sensación de estar ahí. Me entristece que los cines, animados por los grandes estudios, invirtieran en una tecnología digital que ya se ha empezado a quedar obsoleta; muchas salas usan proyectores 2K cuando en muchos hogares tienen 4K. El cine es algo que nunca tendrás en casa. Esa imagen única y maravillosa ha sido el estándar durante cien años.