ESTRENO EN EL FESTIVAL

Una "ópera dulce sin azúcar" en Peralada

El festival estrena este jueves una ópera sobre la diabetes con partitura de Alberto García Demestres, libreto de Cristina Pavarotti y postre de Jordi Roca

Cristina Pavarotti y Alberto García Demestres, en la presentación de la ópera ’La straordinaria vita di Sugar Blood’

Cristina Pavarotti y Alberto García Demestres, en la presentación de la ópera ’La straordinaria vita di Sugar Blood’ / EFE / MARTA PÉREZ

3
Se lee en minutos
Ernest Alós
Ernest Alós

Jefe de sección de Participación

Especialista en Cuando puedo, escribo sobre historia, literatura fantástica y de ciencia ficción, ornitología, lenguas, fotografía o Barcelona.

Escribe desde Barcelona

ver +

Ópera dulce sin azúcar en versión de concierto para piano, pequeña percusión y coro de voces blancas, con partitura de Alberto García de Demestres, libreto del propio compositor y de Cristina Pavarotti y postre de Jordi Roca. Con este menú se desarrollará el estreno absoluto de la ópera 'La straordinaria vita di Sugar Blood', este jueves en la Església del Carme y en el marco del Memorial Luis Polanco del Festival de Peralada. Hace semanas que las entradas están agotadas.

"Ópera dulce sin azúcar", explica su compositor, porque su tema es la diabetes, a partir de una propuesta del director del Cor Vivaldi, Òscar Boada, después de que a una niña del coro se le diagnosticase la enfermedad. García Demestres, diabético también, con un infarto y un ictus a sus espaldas después de no haberse cuidado durante demasiado tiempo, aceptó el envite. La obra llega a los escenarios con el apoyo de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

La protagonista, Sugar, es hija de un agente secreto protagonizado por Pere Ponce (que no canta, una circunstancia, la del actor únicamente con diálogo, que no es infrecuente en las obras del compositor) y de una cantante de ópera, interpretada por Sara Blanch. Con los padres ausentes, el protagonismo lo tiene el abuelo, un papel a cargo de Antoni Comas, que comparte enfermedad con la nieta. La acción se desarrolla acompañando el crecimiento de Sugar durante cuatro años: Lisa Campos interpreta a Sugar a los 10 y 12 años, Ariadna Ruiz, a los 13, y Núria Prats, miembro del Cor Vivaldi como las anteriores, a los 14.

La ópera cuenta con una colaboración muy especial del Celler de Can Roca. Jordi Roca ha 'compuesto' un postre apto para diabéticos ("buenísimo y precioso", según Demestres), que susurra a Sugar en un sueño. Con coco y sandía. 'Cocco e Cocomero' en el italiano en que se ha compuesto el libreto, en parte como homenaje a Luciano Pavarotti, amigo y protector del compositor. Una combinación eufónica que ha permitido basar una aria en la composición de la receta, que los asistentes al estreno podrán degustar durante la media parte, al igual que una de las hojas del programa, comestible.

Otra pieza de la ópera, 'Ictus day' (como puede comprobarse, el sentido del humor del autor está presente hasta en el último de los títulos), está basada en el accidente vascular que sufrió García Demestres en el 2015, el día de su aniversario, y del que se ha recuperado rápidamente aunque le haya animado a cambiar algunos de sus hábitos.

Inicialmente, la obra debería ser una cantata breve, y con una única pieza con dificultad alta. Sin embargo, a Demestres se le han ido las manos hasta acabar con una ópera de una hora y 20 minutos y con una partitura, según el director del Coro Vivaldi, de extrema complejidad. "La ópera me hace feliz", dice el autor, que había estado a punto de renunciar a la composición musical. 

LA DIFICULTAD DE RENUNCIAR

La protagonista es una niña "superseria, muy consciente de todo lo que hace", pero que entra en crisis, llegando al coma diabético, cuando el primer rechazo amoroso a los 14 años la desestabiliza. "Renunciar es difícil y tenemos que aprender a hacerlo, a pesar de que estamos en una sociedad que nos hace difícil renunciar", explica el compositor, en referencia a algunas de las lecciones que conlleva convivir con la diabetes.

Noticias relacionadas

Para el director del Festival de Peralada, contar con Cristina Pavarotti como libretista de la obra que se estrena este jueves es una forma de rendir un homenaje a la figura de Luciano Pavarotti, que nunca llegó a participar en el festival. En el estreno, ha anunciado, está invitada la viuda del tenor, Adua Veroni.

Aunque no está cerrada ninguna fecha, hay conversaciones para repetir la versión en concierto de la ópera en Granada y Toledo, y a medio plazo para que llegue a desarrollarse una versión escénica.