Ir a contenido

Carlos Núñez, de Les Luthiers, deja los escenarios

El artista demiente que sufra una enfermedad grave y explica que quiere disfrutar de "un merecido descanso" tras 50 años de trabajo

EL PERIÓDICO / AGENCIAS

Les Luthiers

Les Luthiers / CARLOS MONTAÑÉS

Carlos Núñez Cortés, uno de los fundadores de Les Luthiers, se retirará de los escenarios el próximo mes de octubre, después de su gira española, por motivos personales que tienen que ver con sus "deseos de un merecido descanso", después de 50 años trabajando. Así lo ha comunicado el propio artista a través de un comunicado colgado en el canal de Youtube del grupo para "desmentir" los rumores de enfermedad.

"Salvo los pequeños achaques propios de mi edad, gozo de buena salud. Digo esto para desmentir un extraño trascendido: no padezco fibromialgia ni nada parecido, estoy trabajando con mi grupo como siempre, con nuestro último espectáculo 'Gran Reserva' y estoy feliz por la respuesta del público", ha dicho.

Según ha añadido Núñez, "otro asunto que vino asociado a este equívoco" es su jubilación: "Efectivamente, en octubre de este año, después de la gira por España, dejaré de trabajar".

Pero, según ha matizado, "seguirá vinculado" al grupo, ya que Les Luthiers ha sido "gran parte" de su vida y espera que lo siga siendo.

Por su parte, sus compañeros, Marcos Mundstock, Carlos López Puccio, Jorge Maronna -los otros tres integrantes históricos del grupo-, Horacio Turano y Martín O'Connor, han bromeado con esta noticia en otro comunicado hecho público hoy en el que "denuncian" que "Carlitos" tiene "solamente treinta años y lo que se propone el muy ladino es cambiar a Les Luthiers por otras actividades con las que sueña en secreto desde siempre".

La formación original del grupo ha sufrido a lo largo de los años dos pérdidas: la del fundador Gerardo Masana, fallecido en 1973, y la de Daniel Rabinovich, fallecido en el 2015.

"Apenas se retire -han expresado- escalará el Aconcagua para avistar algunos cóndores que todavía no conoce, practicará buceo de aguas profundas para enriquecer su colección de caracoles marinos y se aprenderá de memoria las 32 sonatas para piano de Beethoven y toda la obra de Chopin".

El resto de componentes también han apoyado a su compañero al afirmar que esta decisión la conocían "hace años".

0 Comentarios
cargando