Ir a contenido

La XI edición de Barcelona Producció mostrará 17 propuestas artísticas

EFE

Diecisiete propuestas artísticas se mostrarán en la 11 edición de Barcelona Producció, un programa impulsado por el ICUB y coordinado por La Capella, que tiene como objetivo incentivar la producción en el ámbito de las prácticas artísticas contemporáneas.

El programa promueve la participación de artistas, comisarios, críticos, investigadores y otros profesionales centrados en el arte y la cultura contemporánea a través de una convocatoria abierta y una selección de proyectos efectuada por un jurado independiente.

El jurado estaba integrado en esta ocasión por David Armengol, Mónica Bello, Joan Casellas, Latitudes (Max Andrews y Mariana Cánepa), Alexandra Laudo y Mireia Sallarès.

En esta edición, las 17 propuestas artísticas han sido seleccionadas entre las 237 que se presentaron a la convocatoria pública.

Este año se han ampliado las líneas de actuación al incorporar cuatro nuevas categorías: proyectos de publicación, proyectos de investigación, de acción en vivo y entornos digitales.

Barcelona Producció abrirá su programa expositivo el próximo día 18 y se alargará hasta finales de junio de 2018.

El proyecto inaugural del programa es "Synthesis", de David Mutiloa, que repasa las transformaciones que han tenido lugar las últimas décadas en las dinámicas del trabajo productivo: la digitalización de los procesos, la fractalización de los tiempos y los espacios, la absorción de facultades cognitivas y afectivas.

En la programación destacan proyectos como "Remover con una vara de madera" (octubre-enero de 2018), del artista italiano afincado en Barcelona Matteo Guidi, que redefine simbólicamente la efigie ecuestre del dictador Franco esculpida por Josep Viladomat, a través de un gesto poético que surgió de una visita a los almacenes municipales para ver esculturas que habían sido retiradas del espacio público.

En "Artengo2000", de la francesa Camille Orny y la uruguaya Magda Vaz, evoca el fenómeno de la economía colaborativa globalizada a través de un piso compartido patrocinado por una multinacional rusoamericana y a cambio de unos escasos bienes materiales sus ocupantes exhiben la marca en la intimidad.

Al hilo de su proyecto "En frontera", el artista italiano Marco Noris recorrerá este verano caminando los 160 kilómetros de la frontera hispanofrancesa de la provincia de Girona por donde pasaron los principales caminos del exilio republicano.

Chrstina Schultz trabaja en "El peso de mis vecinas" la habilidad colectiva de las mujeres de la comunidad marroquina-amaziga para componer versos cantados que transforman conversaciones en cantos.