CRÓNICA DE MÚSICA

Alto voltaje musical en Peralada

La Orquesta del Capitole de Toulouse consigue hacer olvidar la ausencia de Iréne Theorin con su brillante versión de obras de Debussy, Chaikovski y Mússorgski

La Orquesta del Capitole de Toulouse dirigida por Tugan Sokhiev.

La Orquesta del Capitole de Toulouse dirigida por Tugan Sokhiev. / TOTI FERRER

2
Se lee en minutos
CÉSAR LÓPEZ ROSELL / PERALADA

La desilusión de la inesperada ausencia de Iréne Theorin, elegida por la Orquesta Nacional del Capitole de Toulouse para participar en el programa su debut en Peralada, fue compensado con creces. El recuerdo de la triunfal actuación de la soprano dramática como Turandot en la pasada edición del festival pesaba como una losa antes de que los primeros compases de ‘Prelude à l’après-midi d’un faune’, de Debussy, empezaran a sonar en el Auditori del Parc del Castell. Theorin iba a interpretar el doloroso ciclo de ‘Cuatro últimas canciones’ de Richard Strauss con el arte y emoción que le caracterizan, pero un virus la dejó varada en Macerata. La formación francesa decidió, ante la imposibilidad de encontrar una sustituta de la talla de la diva sueca, introducir una nueva pieza en el repertorio de la noche, el acto segundo sin final de ‘El cascanueces’ de Chaikovski.

La entusiasta acogida del público respaldó esta decisión. Bravos e incesantes aplausos premiaron la actuación de los 120 músicos de esta imponente formación. Hasta las cigüeñas del parque respetaron con su silencio la fenomenal interpretación de las obras. Dos vibrantes propinas de Bizet, entre ellas ‘Carmen’, remataron una velada que sirvió para confirmar el alto voltaje musical de una orquesta que ha sabido evolucionar, primero con los 35 años de gestión de Michel Plasson, y después con  la irrupción de su actual titular, desde hace 12 años, el director ruso y responsable musical del Bolshoi de Moscú, Tugan Sokhiev. Bajo su batuta, la joya artística más preciada de Toulouse ha dado el definitivo salto a los grandes escenarios nacionales e internacionales como demostró en Peralada en la gala grabada por el canal Mezzo.

ESPECTADORES ANONADADOS

Noticias relacionadas

La sutil y delicada recreación de la corta pieza de Debussy, basada en un poema de Stéphane Mallarmé, y reflejo del espíritu innovador del compositor, empezó a marcar las pautas de una velada de alto nivel interpretativo, pero fue con la citada ‘suite’ de la popular obra de Chaikovski, fruto de una selección de ocho números del célebre ballet, donde la ejecución orquestal se convirtió en pura magia y no solo de cuento. La poderosa formación de cuerda, el metal, los vientos y el respaldo de la percusión, siempre bajo la meticulosa y detallista dirección de Sokhiev, resultaron deslumbrantes. Pasajes como ‘El vals de las flores’ dejaron anonadados a los espectadores.

El remate con la exuberante versión orquestal de Ravel de ‘Cuadros una exposición’, de Modest Mússorgski, completó una gran noche. La obra de homenaje del autor ruso a la memoria de su amigo, el pintor Victor Hartmann (fallecido a los 39 años), fue expuesta por la orquesta con toda la riqueza de colores y matices que exige el fantasioso recorrido musical por los dibujos y cuadros del artista. Homogeneidad sonora y virtuosismo de los solistas se conjugaron en una interpretación que dejó claro que la formación del Capitole es una de las mejores del actual panorama francés y europeo. Bravo.