Ir a contenido

Tarragona tendrá por primera vez un plan de bibliotecas

La ciudad contaba hasta ahora con una sola biblioteca municipal, y planea crear cinco nuevas en los próximos cinco años

Edificio de la Tabacalera de Tarragona.

Edificio de la Tabacalera de Tarragona. / JOAN REVILLAS

La ciudad de Tarragona contaba hasta ahora únicamente con la biblioteca provincial y una biblioteca municipal, una red claramente deficitaria según ya había señalado el mapa de bibliotecas de la Generalitat. Para empezar a resolver esta carencia, pero aún con criterios de austeridad, el la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Tarragona ha presentado su primer plan municipal de bibliotecas, que prevé la creación de un Servei Municipal de Biblioteques, la ampliación de su única biblioteca municipal, la del barrio de Torreforta, y la puesta en marcha de cuatro bibliotecas públicas más en los próximos cinco años, equipamientos a los que se debería añadir la renovación de la biblioteca provincial, cuyo traslado está previsto al edificio de la Tabacalera.

El ayuntamiento prevé la inversión de 9,7 millones de euros en su red de bibliotecas municipales, llegando a varios barrios. El primer proyecto previsto es la ubicación de la biblioteca del barrio de Torreforta en el edificio en desuso del antiguo mercado, triplicando el espacio del actual equipamiento, con una inversión de un millón de euros, una plantilla de un bibliotecario y dos auxiliares y con su puesta en marcha ya en el 2018. La de Torreforta sería el modelo que seguirían los siguientes equipamientos, con una superficie de unos 1.000 metros cuadrados.

El concejal de Cultura, Josep Maria Prats (Unió) ha reconocido que el nuevo plan no es el "deseable" sino el que es "viable". El plan 2018-2022 prevé la rehabilitación de varios edificios ya existentes. La segunda biblioteca, prevista para el 2019, se situaría en la Part Alta, seguramente en dependencias del seminario. La tercera, prevista para el 2020, correspondería al Serrallo, donde se contempla aprovechar los dos pisos superiores del local de los Xiquets del Serrallo. Finalmente, a partir del año 2020, se plantea dar uso público a bibliotecas escolares de los barrios de Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau. Los barrios de Llevant y Ponent deberían esperar a un segundo plan, a partir del 2022.

0 Comentarios
cargando