Ir a contenido

ESTRENO EN EL GREC

Galván explora su flamenco sin fronteras en 'La fiesta'

El bailaor del siglo XXI se alía con destacados artistas como Niño de Elche, Ramón Martínez, Alia Sellami y Emilio Caracafé en su nuevo espectáculo

Marta Cervera

El equipo al completo de La Fiesta, con Galván en el centro (con camiseta roja).

El equipo al completo de La Fiesta, con Galván en el centro (con camiseta roja). / ALBERT BERTRAN

Antes de presentar la obra en el escenario principal del Festival de Aviñón, Israel Galván, el bailaor más atrevido de la actualidad, presenta en el anfiteatro Grec este martes y miércoles su nuevo reto artístico: 'La Fiesta'. En esta ocasión no está solo en escena sino rodeado de artistas con sello propio y personalidad singular. Trabar encuentros, desencuentros y explorar nuevas fronteras del flamenco es el objetivo de este arriesgado espectáculo.

En él participan el Niño de Elche, cantaor rompedor creador de sonidos únicos; Eloísa Cantón, músico que trabaja con su cuerpo como un instrumento más; Emilio Caracafé, que tocará con una curiosa guitarra hecha con el hueso de un jamón pata negra; Ramón Martínez y El Junco, bailaores embarcados en nuevas veredas; Alejandro Rojas-Marcos, pianista que aquí toca un clavicordio fabricado por él y un armonio indio;  Alia Sellami, cantante franco-tunecina y Uchi, gitana de presencia escénica monumental que es cante, baile y compás. 

"He intentado romper esa línea que separa a músicos y bailaores. Aquí todos formamos parte de una órbita donde los cantaores bailan y los bailaores hacen música", ha señalado Galván, que acaba de incorporar al montaje a un coro bizantino de cuatro voces. "Me intesa colaborar con gente distinta y no descarto hacer cambios e ir sumando invitados cuando vayamos de gira". Considera fundamental para mantener viva la llama del flamenco sumar a gente nueva al proyecto. "Es importante mantener la frescura pese al riesgo porque esa es la chispa del flamenco". Quiere conservar el espectáculo abierto, vivo, "con ese lado salvaje que algo que no he perdido en todos los años que llevo bailando". 

Que nadie espere algo convencional. 'La fiesta' de Galván poco tiene que ver con aquella que los turistas buscan en los tablaos. "Esta es una fiesta singular. Cuesta hablar de ella porque no sabemos muy bien aún qué es", confiesa el autor de obras tan aclamadas como 'La metamorfosis' (2000), 'La edad de oto' (2005), 'La curva' (2011) y 'Lo real' 2012. Tras su premiado solo Fla.Co.Men tenía ganas de trabajar de nuevo en equipo pero con libertad. "La idea es compartir escenario pero respetar la individualidad de cada cual. No quiero que nadie se sienta forzado. Me interesa transmitir verdad".

Para todos los intérpretes salir a escena cada noche es una aventura. "Nunca había vivido algo parecido. Compartir un universo común donde partimos del respeto a nuestra persona y personalidad", concluye Alia Sellami encantada con el nuevo experimento del iconoclasta Galván.