Ir a contenido

El juicio contra Bill Cosby se declara nulo

El cómico quedará en libertad después de que el jurado fuera incapaz de alcanzar un veredicto unánime

RICARDO MIR DE FRANCIA / WASHINGTON

Bill Cosby seguirá en libertad. El juicio por violación contra el veterano cómico de 79 años se ha declarado nulo después de que el jurado fuera incapaz de alcanzar un veredicto unánime en los tres cargos de los que se le acusaba. La acusación ya ha anunciado que buscará la repetición del juicio, pero de momento Cosby ha conseguido eludir la cárcel, cuando se enfrentaba a una sentencia de 10 años para cada uno de los cargos. “Quiero desear a todos los padres un feliz Día del Padre y quiero agradecer al jurado los largos días y el trabajo honesto que han hecho individualmente”, dijo el actor a la salida del juzgado en Norristown (Pensilvania).

Los 12 miembros del jurado han pasado los últimos seis días deliberando, en total 52 horas de introspección y conversaciones para tratar de alcanzar un veredicto unánime. No fue posible. En la sesión del sábado, el juez preguntó uno a uno a los miembros del jurado (siete hombres y cinco mujeres, todos blancos menos dos afroamericanos) si consideraban haber llegado a un “punto muerto irremediable”, es decir, haberse estancado definitivamente. Uno a uno fueron respondiendo que “sí” de manera firme, lo que constituye una victoria importante para Cosby y sus abogados.  

El actor se enfrentaba a la querella interpuesta por Andrea Constand, que le acusó de haberla drogado y violado en su casa de Filadelfia en 2004. Constand trabajaba como directora del equipo de baloncesto femenino de la Universidad de Temple cuando conoció al actor, que era el exalumno y patrón más célebre de la institución. Durante el juicio, los abogados de la acusación llamaron a 12 testigos, incluida otra de las mujeres que ha acusado a Cosby de abusos sexuales, una larga lista que supera las 40 presuntas víctimas, para tratar de demostrar que detrás del incidente denunciado habría un patrón reiteradamente repetido en el tiempo.

Pero la acusación apenas presentó pruebas forenses capaces de despejar dudas y el juicio se convirtió esencialmente en un litigio de la palabra del uno contra la otra. Cosby no llegó a declarar, pero siempre ha mantenido su inocencia, argumentando a través de su carismático abogado que tenía una relación romántica con Constand y que el incidente de la violación denunciado por ella nunca se produjo.

Durante el proceso de deliberaciones, los miembros del jurado solicitaron volver a escuchar la mitad de los testimonios de la acusación y volver a examinar las pruebas. Casi como una repetición del juicio. No sirvió de nada.