CRÍTICA DE CINE

'La mujer del animal': una ración de tremendismo

El colombiano Víctor Gaviria no consigue volver a plasmar aquella violencia y animalidad de 'La vendedora de rosas' y cae en un filme sensacionalista de floja interpretación

Tráiler de ’La mujer del animal’ (2016).

1
Se lee en minutos
Quim Casas

Víctor Gaviria, director de una de las obras más importantes del cine colombiano, 'La vendedora de rosas' (1998), intenta volver a expresar aquella violencia y animalidad sin los mismos resultados. 'La mujer del animal' relata la historia de una joven que escapa de un internado religioso, se refugia en casa de su hermana (en un poblado en las montañas) y es secuestrada por el hermano de una amiga, que la violenta y recluye en una choza. A pesar de algún buen momento (la fabricación del camastro), el filme es tremendista y las interpretaciones, aparentemente naturalistas, son malas. 

La mujer del animal ★★