Ir a contenido

CRÓNICA

Mazoni renace desde la 'zona cero'

Jaume Pla recorrió su nuevo disco, 'Carn, os i tot inclòs', en el Barts Club, en un recital furioso que combinó interpretaciones acústicas en solitario y en formato de trío eléctrico

Jordi Bianciotto

Jaume Pla, Mazoni, en el concirto que ofreció el jueves en Barts Club.

Jaume Pla, Mazoni, en el concirto que ofreció el jueves en Barts Club. / FERRAN SENDRA

Jaume Pla, Mazoni, muestra sus artes del modo más despojado, a voz y guitarra acústica, en su nuevo disco, ‘Carn, os i tot inclòs’, pero este jueves en el Barts Club (festival Guitar BCN) prefirió combinar ese registro con el de su banda, aunque reducida a un impetuoso ‘power trio’. Un Mazoni crudo y guerrero, en ambos casos, fundiendo sus instintos de cantautor folk con una actitud muy rock’n’roll.

Recital en cuatro bloques, el primero y tercero en solitario. Abrió con desplegando la mitad del nuevo disco, canciones que representan su fondo más interiorista, contenido: el sereno llamamiento a la barricada de ‘La collita’, la salvación de los sentidos en  ‘Em toques, em cures’, el camino pesado, árido, de ‘Pedres’… Y ese ‘Sol’ melancólico, ‘dylaniano’, alzándose y dejando atrás la “zona zero”.

AIRADA COMPLICIDAD

Un Pla que, acercándose a las esencias de su motivación como músico y contador de historias, estaba listo para recuperar la versión más desatada de sí mismo: el Mazoni del disco ‘Esgarrapada’ (2005), del que rescató ‘Ulls de gat mesquer’ arropado por sus compañeros Miquel Sospedra (bajo) y Aleix Bou (batería), en una toma desenfrenada que el trío enlazó con ‘Natura morta’ y, por primera vez en un escenario, ‘Kmm’, su canción para la serie ‘Kubala, Moreno i Manchón’, de TV-3. Este tramo eléctrico lo culminó otro gesto airado, ‘Caputxeta’, huyendo del “llop” que “se’t vol menjar”.

Pla logró luego mantener esa tensión creada por el trío en su segundo asalto en solitario. Ahí estuvieron las canciones nuevas más crispadas, “el lado más rabioso del disco”, con ‘Opinió respectable’, embestida contra la barra libre de juicios y sentencias en el mundo moderno, y ‘Vindré com una plaga’, desafiante con su anuncio de renacer, pisando cadáveres como quien dice, “com el sol”, caminando “de la tomba al bressol”.

Y de nuevo como trío, repescó la inhabitual ‘M’agrades molt’ rumbo a un condensado ‘greatest hits’ con ‘Apocalipsi now’, ‘A.I.L.O.D.I.U’ y un severo, guitarrero, ‘Eufòria’, con visita indignada a ‘La granja de la Paula’ y un fundido ritual, de místico ‘groove’, con ‘El riu’. Solo o acompañado, un Mazoni que nos sirvió la carne y el hueso, todo incluido, con una convicción contagiosa.