GALARDONES CREATIVOS

La Bienal de Venecia premia el arte alemán

Anne Imhof y Franz Erhard Walther se llevan los dos leones de oro de la cita

Un momento de la ’performance’ ’Faust’ que Anne Imhof ha creado para el pabellón alemán de la Bienal de Arte de Venecia. 

Un momento de la ’performance’ ’Faust’ que Anne Imhof ha creado para el pabellón alemán de la Bienal de Arte de Venecia.  / AFP / VINCENZO PINTO

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

Doblete alemán en los premios de la Bienal de Arte de Venecia. La cita más importante de la creación contemporánea, que hoy abre sus puertas para el público hasta el 26 de noviembre, ha otorgado sus dos premios más importantes a dos propuestas de autores alemanes: Anne Imhof (Giessen, 1978) y Franz Erhard Walther (Fulda, 1939). La primera ha sido reconocida con el León de Oro para la mejor participación nacional; el segundo, creador reconocido por sus grandes esculturas de tela participativas, con el trofeo para el mejor artista presente en la exposición oficial 'Viva Arte Viva', comisariada por Christine Macel.

Noticias relacionadas

'Faust', el proyecto de Imhof, es una visión muy sombría y provocadora de la sociedad contemporánea, una 'performance' de cinco horas realizada por actores que se mueven y miran intensamente a los espectadores bajo un suelo de plexiglás sobre el que pasean los visitantes. La arquitectura del pabellón, construido durante el nazismo, potencia su actuación incrementando el aire severo y masoquista. También ayudan las cadenas y el aire a desinfectante que impregna el lugar. Para Manolo Borja-Villel, presidente del jurado, se trata de "una potente y perturbadora instalación que plantea cuestiones apremiantes sobre el presente"; para la comisaria del pabellón alemán, Susanne Pfeffer, la 'performance' "explora el poder, la exclusión y la existencia contemporánea".  En todo caso,  ha generado largas colas los días que la Bienal abre solo para los profesionales.

RECONOCIMIENTO A TODA UNA CARRERA 

El León de Oro a toda una carrera ha sido para la norteamericana Carolee Schneemann (Pensilvania, 1939), pionera del body-art, además de icono del feminismo desde la década de los 60. Para Macel, la artista "Reescribe su historia personal del arte, rechazando la idea de una ‘historia’ narrada exclusivamente desde el punto de vista masculino". Y lo hace "a través de la explorar diferentes manifestaciones artísticas, como la pintura, el cine, el vídeo y la 'performance'".