Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

De 'Alien' a 'Covenant': todas las películas de la saga

Repasamos todos los títulos que componen el terrorífico universo del letal xenomorfo extraterrestre

Juan Manuel Freire Julián García

Detalle del legendario xenomorfo visto por primera vez en Alien, el octavo pasajero, de Ridley Scott, en 1979.

Detalle del legendario xenomorfo visto por primera vez en Alien, el octavo pasajero, de Ridley Scott, en 1979.

Casi 40 años después del estreno de 'Alien, el octavo pasajero', la criatura extraterrestre de cabeza apepinada y mandíbula retráctil diseñada por H.R. Giger se mantiene admirablemente en forma. El clásico del terror espacial dio paso a una de las sagas más fecundas del género, con tres continuaciones oficiales, dos 'crossovers' con Depredador y una primera precuela, además de un sinfín de videojuegos, cómics y libros. Este viernes llega a los cines 'Alien: Covenant', segunda de las tres o cuatro precuelas previstas por Ridley Scott para intentar conocer los orígenes del letal xenomorfo. Para no perderse ningún detalle por el camino, aquí repasamos todas las películas del terrorífico universo Alien. 

ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO
Ridley Scott, 1979

"En el espacio nadie puede oír tus gritos". El eslogan perfecto para este cuento de horror gótico ambientado en el carguero espacial Nostromo, en el que una escurridiza criatura biomecánica de brillo viscoso y metálico irá acabando, entre babas y herrumbre, con toda la tripulación. ‘Alien: el octavo pasajero’ dejaría para la historia numerosas escenas de terror innombrable, como la del bebé xenomorfo brotando, ensangrentado, del pecho de John Hurt, y, sobre todo, la figura de una heroína femenina legendaria como la teniente Ripley (Sigourney Weaver).


ALIENS: EL REGRESO
James Cameron, 1986

Lejos de las claustrofóbicas atmósferas góticas de su precedesora, 'Aliens: el regreso' se abraza gozosamente al músculo y el trueno. La teniente Ripley deberá volver a encontrarse cara a cara con el xenomorfo acompañada de una unidad de infantes de marina espacial, en un sublime ejercicio de cine de acción que hoy, más de 30 años después, sigue quitando el aliento. Nadie como un James Cameron en plena forma para poner el lanzallamas en manos de una Ripley desatada en su enfrentamiento con la reina alien.


ALIEN 3
David Fincher, 1992

Al contrario que en otros universos cinematográficos, en la 'saga Alien' cada director, incluso un debutante como David Fincher, tiene espacio para dejar su propia marca. Es sabido que aquel rodaje fue una pesadilla, y Fox remontó la película en posproducción, pero queda en ella un rastro de la belleza macabra que Fincher desplegaría en 'Seven' y 'El club de la lucha'. Recibida con tibieza, ha sido bastante reivindicada desde la aparición del montaje alternativo para la edición en DVD del 2003.


ALIEN: RESURRECCIÓN
Jean-Pierre Jeunet, 1997

La historia de Ripley acabó ('spoiler') en el planeta de célibes de 'Alien 3', pero no hay problema: el espectáculo debe continuar, aunque sea mediante un clon de Ripley. El guionista Joss Whedon, que ese mismo año estrenó la serie 'Buffy, cazavampiros', situaba en un planeta-prisión a una Ripley 2.0 con sentidos mejorados y fuerza sobrehumana. Y el director Jean-Pierre Jeunet imaginaba un episodio de 'Alien' no ajeno al humor bizarro y el espíritu 'camp'. No funcionaba, pero al menos quería innovar.


ALIEN VS. PREDATOR
Paul W.S. Anderson, 2004

Contra la opinión generalizada, Paul W.S. Anderson no es en absoluto un mal director. Y de hecho, suya es una de las mejores películas de terror en el espacio post-'Alien': la alucinada 'Horizonte final'. Pero en este enfrentamiento del xenomorfo con uno de sus hijos espirituales (Depredador, o lo que es lo mismo, Alien con rastas) puso claramente el piloto automático. Los fans de ninguna de las dos franquicias merecían este inepto cruce de mitologías; mejor quedarse con los tebeos previos de Dark Horse.


ALIENS VS. PREDATOR 2
The Brothers Strause, 2007

Donde las dos razas monstruosas siembran el terror en una localidad rural de EEUU. Solo por esta premisa ya se puede tener más simpatía por este segundo 'crossover' que por el primero, aunque no deje de ser explotación barata de marcas respetables. A su manera atrevidos, los hermanos Strause no temen al mal gusto: se cargan a un niño en los primeros 15 minutos y hacen que un híbrido de Alien y Depredador bese con fiereza a una embarazada. La entrega más deliberadamente 'trash' del universo Alien.


PROMETHEUS
Ridley Scott, 2012

Apreciada por algunos, denostada hasta el insulto personal por otros, 'Prometheus' viene a ejercer de prólogo de la precuela de 'Alien, el octavo pasajero'. El guión de Damon Lindelof se mete en escabrosas veredas pseudoreligiosas, con alusiones a los escritos sobre antiguos astronautas de Erich von Däniken, para indagar sobre el posible origen extraterrestre de la raza humana. Más allá de su delirio argumental, con extraños ingenieros galácticos, androides afectados, líquidos burbujeantes negros y xenoformos de primera generación, 'Prometheus' ofrece un apabullante aparato visual y la exquisita estilización formal marca de la casa Scott.  


ALIEN: COVENANT
Ridley Scott, 2017

Con ustedes, la primera continuación de 'Alien' que es claro refrito de entregas anteriores; prácticamente de todas, salvando los intentos de Fincher y Jeunet. Sin evadir sus más altas preocupaciones filosóficas, pero temeroso de perder fans para la saga, Scott entrecruza la atmósfera de 'Prometheus', el elemento 'monster movie' de la primera entrega y la acción militar de la segunda en un híbrido descoyuntado, a veces lunático, otras automático. Alien sigue esperando una secuela o precuela redonda.

0 Comentarios
cargando