Ir a contenido

LA GRAN CITA DEL ARTE

Catalunya propone un paseo multisensorial en la Bienal del Venecia

Antoni Abad proyecta un mapa cartográfico digital y sonoro de la ciudad de los canales a partir de la percepcción que de ella tienen los invidentes

Natàlia Farré

El artista Antoni Abad, autor de la La Venezia che non si vede, el proyecto del Pabellón Catalán para la Bienal de Venecia.

El artista Antoni Abad, autor de la La Venezia che non si vede, el proyecto del Pabellón Catalán para la Bienal de Venecia.

Un pabellón sin exposición. Y un proyecto con usuarios en lugar de espectadores. Así es la propuesta que este año presenta Catalunya en la Bienal de Arte de Venecia de la mano del artista Antoni Abad, del 13 al 26 de mayo. "Un proyecto de cartografía pública digital y sonora hecha por personas ciegas o con déficit de visión y su entorno", explica el creador, y que lleva por nombre 'La Venezia che non si vede'. Lo que no deja de ser una paradoja: "En una bienal de artes visuales mostramos un trabajo que no se puede ver, que en realidad se escucha". Y es casi un atrevimiento dado que en la cita artística más importante del calendario creativo lo que manda es la espectacularidad, pero para su autor "Llevar un trabajo que no se puede ver es quizá más llamativo o provocativo" que una muestra al uso.  

Escuchar, ver, esta Venecia desconocida es sencillo. Basta con "descargar la aplicación (BlindWiki) y pasear a partir de los mensaje geolocalizados que explican la percepción que del lugar tienen las personas con discapacidad visual". Hay 1.100 entradas, la mayoría "relacionadas con la parte sensorial: el ambiente sonoro, los olores y lo táctil, en Venecia hay muchas cosas para tocar, los pozos, los bajorrelieves... Tiene una vertiente muy poética, pero también otra muy práctica: la orientación". Para poner dicha capa de información en el mapa de la ciudad, Abad lleva nueve meses instalado en Venecia: "No se trataba de exportar una exposición producida en Catalunya sino de trabajar sobre el terreno".

UN GRAN MEGÁFONO

Y a eso se ha dedicado el artista en colaboración con invidentes locales y voluntarios (el Ayuntamiento, asociaciones cívicas, universidades...) que han recorrido Venecia y han decidido qué querían explicar en la app. Lo sensorial manda, pero también lo descriptivo y la accesibilidad. "Un invidente puede saber que está en el Campo Santa Margherita pero no qué hay en él". Son también importantes las trampas que suponen las calles que terminan en un canal o los 'barcarizzi', las escaleras sin protección que permiten embarcar en muchos puntos de la ciudad.

La cartografía digital sonora es la parte principal del proyecto pero no la única. Aunque no haya exposición, el pabellón no estará vacío. Ahí se explicará el proyecto y se podrá embarcar en un pequeño recorrido en barca guiado por personas ciegas que describen su percepción de la ciudad. También se podrá ver un documental y el primer cómic táctil realizado por Max. 

El de Venecia es, de momento, el último proyecto de Abad, artista que lleva trabajado con colectivos en riego desde el 2003, y con las nuevas tecnologías desde el 2000, desde antes de que los móviles permitieran publicar en internet. Lo tuvo claro desde el minuto cero: "Es una herramienta magnífica, un gran megáfono con el que ya no se necesita un escaparate. La distancia entre una idea y su representación solo depende del propio usuario". ¿Y qué idea quiere transmitir en Venecia? "Lo más importante es abrir la mirada, el oído hacia otras percepciones. En este sentido, espero que aunque solo sea por curiosidad la que gente se pregunte cómo se mueve un ciego por la ciudad". 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.