Ir a contenido

ARTE EN ACCIÓN

La arquitectura forense, en el Macba

Un equipo de investigación liderado por Eyal Weizman reconstruye los lugares donde se violan derechos humanos o se vulnera el medioambiente

ESTER TORRAS / BARCELONA

El director de la exposición Forensic Architecture, Eyal Weizman, en el MACBA.

El director de la exposición Forensic Architecture, Eyal Weizman, en el MACBA. / JUAN LUIS ROD

Los arquitectos forenses no examinan cadáveres ni buscan indicios de asesinato, pero son capaces de aportar pruebas sobre crímenes de Estado de todo el mundo que pueden quedar invisibilizados en la llamada era de la posverdad. Este es el objetivo de Forensic Architecture, un pequeño equipo de investigación creado en 2010 con sede en la Universidad de Londres que interviene en casos donde se violan los derechos humanos o se vulnera el medioambiente.

El trabajo de este grupo de investigación se recoge en la exposición Forensic Architecture. Hacia una estética investigativa, de Eyal Weizman (creador del grupo). El pasado jueves se inauguró en el Macba en el marco de La Internationale, una confederación de seis museos europeos que por primera vez estrenaron exposiciones de forma simultánea.

TRES ÁMBITOS

"¿Qué hace una exposición como esta en un museo?", preguntó Weizman retóricamente. El arquitecto equiparó un museo a un foro y recordó que el término latino forensis incluye esta noción de fórum, "un espacio público donde se pueden hacer visibles las cosas". La muestra se encuentra dividida en tres ámbitos: Proposición reúne los métodos y principios de la arquitectura forense, a la vez que sus problemas y limitaciones; Investigaciones es el estudio de siete casos contemporáneos y el Centro de Naturaleza Contemporánea indaga en cuestiones relativas al medio ambiente.

'Forensic Architecture' resconstruye hechos controvertidos con maquetas, cartografía interactiva y audiovisuales

Junto a su equipo formado por arquitectos, cineastas, abogados, artistas y científicos, Weizman reconstruye hechos controvertidos mediante maquetas, cartografía interactiva y material gráfico e audiovisual. Estas pruebas las presentan ante tribunales internacionales, en colaboración con oenegés, para desvelar violaciones de los derechos humanos en países como Siria, Israel, Pakistán o Afganistán.

"Todos los casos dan visibilidad a espacios que no tienen suficiente representación política", dijo Ferran Barenblit, director del Macba. Un ejemplo de ello son los ataques de la aviación rusa a un hospital de Alepo. Forensic Architecture recibió las imágenes registradas por las cámaras del centro y, frente la negación de los hechos por parte del Kremlin, construyeron una réplica del hospital colocando cada cámara en su lugar gracias al testimonio de médicos y enfermeras. El director del Macba aseguró que esta exposición plantea una pregunta muy clara: ¿Puede el arte cambiar el mundo? "Sí -constató-, porque puede ayudar a que lo entendamos mejor y que de esta manera tenga un efecto real sobre la sociedad".

0 Comentarios
cargando