Ir a contenido

PROTESTA

Springsteen canta contra Trump

El Boss lanza junto al músico Joe Grushecky una canción que llama fanfarrón, ignorante, mentiroso y estafador al presidente de EEUU

Bruce Springsteen.

Bruce Springsteen.

“No seas fanfarrón conmigo / que nunca has leído un libro / Nunca he tenido fe en un estafador y en sus pillos” o “No me digas una mentira / y la vendas como un hecho”, son algunos de los versos de la canción 'That’s what makes us great' (Esto es lo que nos hace grandes), que, en clara referencia contra el presidente Donald Trump, acaba de lanzar Bruce Springsteen junto al músico Joe Grushecky.    

El legendario Boss dispara una crítica frontal al dirigente republicano con este tema, cuyo título alude además al eslogan de la campaña electoral de Trump -'Hacer Estados Unidos grande otra vez'-, y que Grushecky ya ha colgado en su web al precio de descarga de 0,99 dólares (0,92 euros)

"Depende de ti y de mí / El amor puede conquistar al odio / Sé que esto es cierto / Eso es lo que nos hace grandes", continúa otra estrofa de la canción.  

"TRATAMIENTO BRUCE"

Grushecky compuso el tema el pasado enero, justo cuando Trump asumió el cargo de presidente, y le preguntó al autor de 'The river' y amigo suyo desde los años 80 si quería participar en la grabación. Este aceptó y le dio lo que calificó de "tratamiento Bruce".

Juntos ya habían colaborado en 1995 cuando el Boss le produjo a Grushecky el disco 'American Babylon'. Dos años más tarde compusieron juntos 'Code of silence' y, en el 2009, Springsteen volvió a participar en el álbum de su colega 'East Carson Street'.

Aunque antes se había mantenido alejado de los políticos, desde el 2004, el Boss, cuando apoyó a John Kerry para intentar frenar la reelección de George W. Bush, el músico se posicionó junto al partido demócrata. En las pasadas elecciones se alió con la campaña de Hillary Clinton y durante un mitin criticó la "falta de decencia" del magnate epublicano. También cantó en una pequeña fiesta privada para Barack Obama y los trabajadores de la Casa Blanca en la desedida de este del cargo