Ir a contenido

ARQUEOLOGÍA

Halladas ocho momias en una tumba intacta de un alcalde faraónico en Luxor

El mausoleo está muy decorado y además de los sarcófagos contiene centenares de estatuillas mortuorias y máscaras de madera

Arqueólogos trabajando en la tumba de un alcalde faraónico, descubierta en Dra Abu al Naga, en Luxor.

Arqueólogos trabajando en la tumba de un alcalde faraónico, descubierta en Dra Abu al Naga, en Luxor. / EFE / AHMED TARANH

Una misión de arqueólogos egipcios ha descubierto una tumba intacta de un alcalde de la antigua ciudad de Luxor de la dinastía XVIII faraónica (1.550-1.295 a.C.), ha informado el Ministerio de Antigüedades egipcio. 

El mausoleo fue hallado en la zona de Dra Abu al Naga, ubicada en la orilla occidental del Nilo, y pertenece a un alcalde llamado Ausrihat. Contiene ocho momias, diez sarcófagos y cientos de estatuillas funerarias o ushebtis, detalló el jefe de la misión arqueológica y director del Departamento de Antigüedades de Luxor, Mustafa Waziri, que añadió que la tumba está "completamente intacta" y muy decorada, con inscripciones y dibujos de colores en las paredes.

Un portavoz de Antigüedades en El Cairo había cifrado en 1.500 las estatuillas de ushebtis. Según el encargado de la excavación, la importancia del descubrimiento radica en la posición destacada que ocupaba el propietario de la tumba, pero sobre todo en el hecho de que se encuentra intacta. "En la zona de Dra Abu al Naga, la mayoría de las tumbas habían sido descubiertas o estaban saqueadas", explicó por teléfono. El hecho de que estaba enterrada debajo de una gran cantidad de tierra y piedras probablemente haya contribuido a que no se haya hallado hasta ahora. Waziri añadió que desde este enterramiento los arqueólogos creen que se puede acceder a otros, que también estarían intactos. 

ENTERRAMIENTO NOBLE

AFP / STRINGER

Decenas de ushebtis de los hallados en la tumba.

La tumba tiene el típico estilo de los enterramientos de los nobles, en forma de la letra T, con un patio abierto, una sala rectangular y una cámara interna. En la sala rectangular se encontraron un sarcófago de madera en buen estado y un pozo de nueve metros de profundidad que se comunica con dos habitaciones. En la habitación oriental se hallaron centenares de ushebtis, máscaras de madera y el asa del sarcófago.

Al final de la cámara interna se encontró un escondite con sarcófagos ornamentados con colores en buen estado, que contiene momias envueltas en lino de la dinastía XXI (1.969-943 a.C.). En esa zona, había también numerosos ushebtis tallados de cerámica, terracota y madera junto a vasos de diferentes tamaños.

0 Comentarios
cargando