Ir a contenido

ESTRENO EN EL CLUB CAPITOL

Galileo viaja al siglo XXI

Laura Aubert protagoniza la obra de Brecht en un montaje de Carme Portaceli con música de Love of Lesbian y destinado al público joven

Marta Cervera

Queralt Casasayas, Oriol Guinart, Laura Aubert y Carlos Cuevas, en un ensayo de Galileu.

Queralt Casasayas, Oriol Guinart, Laura Aubert y Carlos Cuevas, en un ensayo de Galileu. / JULIO CARBÓ

Carme Portaceli ha aprovechado estos días de Semana Santa para dar los últimos retoques a 'Galileu' una adaptación fresca y actual de la célebre obra del dramaturgo alemán Bertolt Brecht (1898-1956) que este martes estrena en el Club Capitol. Su intención es acercar a los jóvenes este texto de referencia sobre la fe y la razón, el poder y el control de la información, con un potente reparto y música de Love of Lesbian. "Su música, que cantan los actores o se toca solo a violín y guitarra, encaja a la perfección con el montaje porque es muy narcótica y atmosférica, habla de estrellas y galaxias", destaca Portaceli.  

La camaleónica y muy solicitada Laura Aubert (que ha participado recientemente en 'L'Hostalera', 'Al nostre gust' y 'Els feréstecs', además de destacar en la serie 'El crac') encarna a Galileo, el astrónomo, filósofo, matemático e ingeniero renacentista que tuvo que renunciar a sus teorías científicas para poder salvar la vida ante el tribunal de la Santa Inquisición. Su pecado fue defender que la Tierra no era el centro del universo sino que orbitaba alrededor del Sol. Aunque, según la leyenda, pese a claudicar, se reafirmó después en sus ideas con la frase "Eppur si muove!" ("¡Sin embargo, se mueve!").   

El resto de personajes de la obra se los reparten tres actores: Carlos Cuevas, que ha triunfado con la series como 'Merlí' y 'Cuéntame'; Queralt Casasayas ('Fairfly', 'Fedra') y Oriol Guinart ('Krum', 'Robeto Zucco', 'Nixon-Frost').

DESTINADA A LOS JÓVENES

Para Portaceli (entre cuyos últimos trabajos destacan 'Jane Eyre', 'Esplendor' y 'Només són dones'), es importante que el montaje llegue al público joven con una propuesta muy próxima al público de hoy. "Quiero que se emocionen y se entusiasmen con el teatro, que sirva para desarrollar un punto de vista crítico. Mucha gente ni siquiera imagina qué significa o qué repercusión tiene poner un 'me gusta' en Facebook", sentencia la directora, que este año ha asumido la dirección artística del Teatro Español de Madrid.

Portaceli se propone llegar al público joven y estimular un punto de vista crítico, más allá de un 'me gusta' en Facebook

Pese a los cuatro siglos que nos separan, la directora ve muchos paralelismos entre la época del astrónomo toscano y la actual. Galileo, recuerda, vivió un tiempo de cambio en el que el humanismo y la ciencia intentaban abrirse paso frente al poder de la Iglesia. Hoy también vivimos una época de grandes cambios fruto de la revolución tecnológica que suscitran también grandes resistencias.

La escenografía es atemporal; no traslada al espectador a la Roma de 1610 sino a un espacio reconocible de nuestra época. Incluso hay un debate en la obra que Portaceli enmarca en un plató de televisión. En el escenario hay pocos elementos pero destaca una pantalla "a modo de ventana o de pizarra, porque va cambiando", indica Portaceli. "Intento plasmar en escena el universo mental y científico de Galileo. Por un lado está el universo que nos envuelve, el de las personas, y por otro, el de los planetas".

CAMBIO DE ÉPOCA Y DE SEXO

"Es apasionante meterme en la piel de Galileo y, sobre todo, decir su magnífico monólogo final. Está tan bien escrito que no necesita nada más, bastan la palabras", afirma Aubert, una de las actrices más relevantes de su generación. "No es importante si es hombre o mujer quien lo interpreta", añade. Ella es la única intérprete de la función que asume un único rol. El resto de sus compañeros se desdoblan en varios personajes, todo un reto que Carlos Cuevas aplaude. El joven actor encarna a Ludovico, la persona que le habla a Galileo de telescopio; a Dagredo, fiel amigo de Galileo; a un matemático, a un cardenal y al gran inquisidor.  

Un montaje destinado al público adoldescente que Portaceli ha ideado con una puesta en escena ágil y una escenografía fácil de montar y desmontar, con intención de hacer gira.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.