RESCATE DE UN PERSONAJE "ESCONDIDO"

'Miss Dalí', la vida a la sombra del genio

Ventura Pons rueda en Cadaqués una película sobre la hermana del pintor con las actrices británicas Claire Bloom y Siân Phillips

El director define la historia como "una tragedia griega" sobre dos hermanos que estuvieron 40 años sin hablarse viviendo en el mismo pueblo

Ventura Pons, entre Claire Bloom (izquierda) y Siân Phillips.

Ventura Pons, entre Claire Bloom (izquierda) y Siân Phillips. / JOAN VIDAL

5
Se lee en minutos
ESTER TORRAS / CADAQUÉS

Genio, surrealista, extravagante... Todo el mundo en su época conocía a Salvador Dalí. Sus obras, sus apariciones públicas y su llamativo bigote se correspondían con su excéntrica personalidad. A la sombra del pintor, su hermana, Anna Maria Dalí i Domènech, cuatro años más joven, pasaba desapercibida incluso en Cadaqués, su pueblo de adopción; discreta y tendente a la depresión, su vida estuvo marcada por la experiencia traumática que vivió durante la guerra civil (fue detenida, encarcelada y torturada tras ser falsamente acusada de espiar para el bando franquista) y por la tempestuosa relación que mantuvo con su famosísimo hermano.

"Los personajes escondidos y con sentimientos son los que me gustan", apunta el director y guionista catalán Ventura Pons para explicar por qué ha decidido centrar su nueva película (la número 31 de su prolífica carrera) en Anna Maria Dalí y en su vida en sombras. La semana pasada concluyó en Cadaqués el roadje de la primera parte de 'Miss Dalí', que transcurre en 1989 y que cuenta con las veteranas actrices británicas Siân Phillips, en el papel protagonista de Anna Maria, y Claire Bloom, que interpreta a Maggie, su mejor amiga.

LA "IMPARABLE" GALA

A pesar de los estrechos lazos que unían a Salvador y Anna Maria (que fue la modelo favorita del artista en sus primeros años), un cúmulo de circunstancias vitales los llevaron a distanciarse por completo durante más de 40 años. La irrupción de las guerras civil y mundial, el ascenso del pintor ampurdanés a la fama y el éxito y, sobre todo, la aparición en escena de la misteriosa Gala Éluard (nacida Elena Ivanovna Diakonova) acabaron por dinamitar la relación entre los dos hermanos. "Ella pensaba que siempre seria la musa de Salvador, su mejor amiga; nunca imaginó que alguien como Gala pudiera aparecer en sus vidas", señala Phillips, que describe a la esposa de Dalí como "una fuerza enorme, imparable e inesperada".

Aunque la actriz galesa, recordada por su su papel de Livia Drusila en la serie de la BBC 'Yo, Claudio', nunca había oído hablar de Anna Maria Dalí antes de recibir la propuesta de Pons, asegura que "cuanto más lees sobre su vida, más cuenta te das de lo complejo que es el personaje". Anna María era una chica muy bien educada de clase media que consiguió juntarse con la élite de la época y cuya familia la envió a Cambridge en 1930 para estudiar inglés. Ventura Pons ha querido mostrar en su filme cómo este viaje al Reino Unido -"muy inusual en aquel momento", apunta Phillips- "marcó su carácter y la hizo más fuerte".

Ese viaje se produjo, además, en un momento en el que la relación del pintor con su progenitor se quebró por completo. "A veces escupo por placer en el retrato de mi madre", escribió Dalí sobre el famoso cuadro 'El enigma del deseo'. Su padre, escandalizado por este ataque a la memoria de su madre, fallecida en 1921, no solo expulsó a su hijo de su casa, sino de su vida.

UN TOQUE DE FICCIÓN

El personaje de Claire Bloom es el único ficticio del relato. Maggie es una vieja amiga de la universidad de Anna Maria que, cuando Salvador Dalí muere en enero de 1989, se mantiene a su lado, brindándole apoyo y compañía hasta su propia muerte, solo cuatro meses después. "Maggie es una mujer extremadamente observadora y muy empática con los enredos familiares que vivían los hermanos; y es muy consciente de la fragilidad de su amiga", relata Bloom.

Claire Bloom,  que rodó en España en los 50, define su estancia en Catalunya como "toda una revelación"

Ventura Pons confiesa que el personaje de Maggie tiene un claro referente, el de su 'madre inglesa', la mujer que la acogió cuando se fue a Londres con 14 años. Esta mujer, añade, "le enseñó el sentido de la vida" a una joven que venía de una "España negra". Bloom, de 86 años, que adquirió fama internacional en 1952 por su trabajo con Charles Chaplin en 'Candilejas', explica que se interesó por la obra de Dalí en su juventud, pero aclara que siempre la había fascinado mucho más Federico García Lorca. La actriz británica, que había rodado en España en los años 50 (la coproducción 'Alejandro Magno', dirigida por Robert Rossen y protagonizada por Richard Burton) asegura que su estancia en Catalunya ha sido "toda una revelación" porque ha podido ver "un lado completamente diferente del país".

SEGUNDA PARTE

Entre mayo y junio se rodará la segunda parte de la cinta, centrada en los años 20 y 30, cuando llegaron a la costa ampurdanesa García Lorca y Luis Buñuel. Las imágenes de ese periodo -"los años de la arcadia feliz”, los describe Pons- se grabarán en Cadaqués y en Figueres. Hasta el momento, el escenario principal del rodaje ha sido la auténtica casa de Anna Maria, que se ha mantenido igual que en sus últimos años de vida. Púbol, el camino de ronda, Port-lligat y el cementerio y las calles de Cadaqués también aparecen en el metraje filmado. A partir de ahora, el rodaje se centrará en las dos casas de Figueres donde nació y vivió la protagonista. Las escenas de ambiente de Nueva York también serán rodadas en Catalunya.

Noticias relacionadas

Además de las dos veteranas actrices británicas, en el reparto de 'Miss Dalí' destacan Miranda Gas, Joan Carreras, Josep Maria Pou, Mercè Pons, Vicky Peña, Carme Sansa, Rachel Lascar y Marta Angelats. Después de cuatro años preparando el proyecto y de leer más de 23 libros sobre el personaje y su época, Ventura define el resultado como "una tragedia griega" centrada en dos hermanos que pasan más de cuatro décadas sin hablarse aun viviendo en el mismo pueblo. El largometraje cuenta con un presupuesto de 2,4 millones de euros y el estreno está previsto para el mes de septiembre.

Dos leyendas de la escena y la pantalla

Siân Phillips, nacida en Gales en 1933, es recordada sobre todo por el papel de Livia Drusila, la esposa del emperador Augusto, en la adaptación de la novela 'Yo, Claudio' realizada por la BBC en 1976, y, en menor medida, por sus interpretaciones de la esposa del espía Smiley en la serie 'Calderero, sastre, soldado, espía' y de reverenda madre en 'Dune', de David Lynch. "Acepté la oferta de Ventura [Pons] porque nunca había trabajado con un director con tantas películas", bromea Phillips. Más prolífica ha sido la carrera de Claire Bloom, nacida en Londres en 1931, que, tras brillar en el teatro con diversos personajes shakesperianos, dio el salto al cine con 'Candilejas', de Charles Chaplin ("es el personaje más amable que he conocido en mi vida, después der mi madre") y ha trabajado con Tony Richardson, Laurence Olivier, George Cukor y Woody Allen, entre otros muchos. Ambas saben bien lo que es vivir a la sombra del genio: Phillips estuvo 20 años casada con Peter O'Toole y Bloom mantuvo una tormentosa relación con Philip Roth.