Ir a contenido

Visita a Vil.la Joana: Verdaguer y el amor

La casa donde falleció el poeta lleva 9 meses abierta y en rodaje, mostrando la figura del autor de 'Canigó' y la relación entre la literatura y la ciudad

Ernest Alós

Joan Roca, Oriol Izquierdo y Jaume Collboni y Tomàs Morató, de izquierda a derecha, presentan la Casa Verdaguer de la Literatura.  / FERRAN NADEU

Joan Roca, Oriol Izquierdo y Jaume Collboni y Tomàs Morató, de izquierda a derecha, presentan la Casa Verdaguer de la Literatura. 
El arquitecto Tomàs Morató, frente a la rehabilitada Vil.la Joana de Vallvidrera. 
Los poetas nacionales europeos del siglo XIX, desplegados en forma de mapa en la Vil.la Joana.
Jaume Collboni presenta las actividades y exposicion sobre la literatura y barcelona de la casa de Vila Joana   en Vallvidrera
Vil.la Joana.
Una proyección sobre la cocina de la casa.
La cama donde murió Jacint Verdaguer, en Vil.la Joana.
El oratorio de Vil.la Joana. 

/

En una de las salas de Vil.la Joana, el lugar donde Jacint Verdaguer expiró el 10 de junio de 1902, una nube de palabras llena la pared. No es un simple adorno, sino el fruto de una labor de investigación sobre los términos que aparecen con más frecuencia en sus obras completas. Destacan dos, 'Amor' y 'Sant'. Les siguen 'Maria', 'flor', 'cel', 'terra', 'cor', 'creu', 'Jesús' y 'dia'. Este es solo un ejemplo de cómo se ha planteado la museografía de la Casa Verdaguer de la Literatura, la sección del Museu d'Història de Barcelona que ocupa Vil.la Joana: nada es decoración y todo tiene sentido.

El espacio abrió sus puertas en junio del 2016, pero la campaña electoral de las elecciones generales impidió inaugurarlo propiamente. Así que hoy el teniente de alcalde Jaume Collboni y el director de Memoria Histórica Carles Vicente han dirigido una "inauguración sui generis" que ha dado la oportunidad de explicar el proyecto al director del Muhba, Joan Roca, al responsable del discurso museográfico, Oriol Izquierdo, y a los arquitectos Tomàs Morató y Jaume Arderiude, encargados de la dificultosa rehabilitación del edificio, una inestable superposición de una masía del siglo XV, otra del XVII y una quinta de recreo del XIX utilizada como escuela especial en el XX. Que la villa, sin cimientos, estuviese en "ruina técnica" explica la inversión necesaria para recuperarlo, 5 millones de euros.

ESPERANDO A LAS ESCUELAS

La espera ha permitido también rodar el equipamiento (visitable las mañanas del jueves y el fin de semana hasta las 16.30), que a partir del próximo septiembre se ha de convertir en sede de actividades académicas y en una opción obligada para escuelas e institutos a la hora de programar sus salidas escolares a lo largo de todo el curso. Este año, de momento, se han probado actividades piloto que conjugan poesía y naturaleza para escolares de infantil de las escuelas del entorno.

Vil.la Joana, dentro de la constelación de centros especializados del Muhba esparcidos por la ciudad, "ofrece una aproximación a la historia de la literatura y a la literatura en nuestra ciudad", resume Collboni. El itinerario empieza por la historia de la casa (incluyendo las pioneras escuelas especiales que se instalarán en ella desde 1922), prosigue por una imaginativa introducción a la literatura universal (incluyendo un 'literarium' interactivo, al estilo de un planetario), por un tercer y amplio espacio dedicado a Verdaguer (sus mundos, su repercusión social, su impacto internacional, su apropiación por diversos discursos, desde la reivindicación de Federica Montseny al embalsamamiento en los billetes franquistas de 500 pesetas, su condición de poeta nacional, comparado al resto de figuras similares en todas las literaturas nacionales europeas) y por un cuarto ámbito que relata cómo la literatura ha retratado las distintas Barcelonas (la nueva Barcelona urbana, la conflictiva Rosa de Foc, la de la Cultura de Masas del primer tercio del siglo XX, la ciudad colapsada de 1937 a 1951y las periferias urbanas del desarrollismo).        

ESPERANDO LA CASA DE LES LLETRES

Mientras la Casa Verdaguer de la Literatura lleva casi un año de rodaje, el próximo 25 de abril el Institut de Cultura de Barcelona prevé anunciar la creación de una nueva institución, la Casa de les Lletres, dependiente del programa de Barcelona como ciudad literaria de la Unesco. No un nuevo equipamiento, ha matizado Collboni, sino, en el marco de las limitaciones establecidas por el Gobierno municipal, la rehabilitación de uno existente. Aunque este argumento de continuidad puede ser un poco forzado si finalmente se elige como destino un potencial candidato como el antiguo edificio de la Compañía General de Autobuses de Barcelona de la calle Lutxana, conocido como Ciutat Groga desde que acogiese a la entidad metropolitana del taxi.

Collboni descarta que vaya a existir solapamiento entre la Casa de les Lletres y la situada en Collserola. La primera debería acoger a editores, traductores, escritores en residencia y asociaciones relacionadas con el mundo literario, algo que es más fácil hacer en un lugar espacioso situado en un núcleo que se quiere promover como eje de actividades creativas, alrededor de les Glòries, y bien comunicado en el centro de la ciudad.

"Aunque Vil.la Joana está más cerca de lo que la gente cree: 20 minutos desde la plaza Catalunya hasta el Abaixador de Vallvidrera y 10 minutos de paseo", recuerda Oriol Izquierdo. Un aviso para quien quiera dedicarle un día de esta Semana Santa en la ciudad.  

0 Comentarios
cargando