La Catedral de Barcelona recupera la "Piedad Desplà" tras su restauración

1
Se lee en minutos

EFE

El Museo de la Catedral de Barcelona ha recuperado hoy, tras más de un año de restauración, uno de sus grandes tesoros, la "Piedad Desplà", un retablo gótico con aires renacentistas que data del siglo XV y que constituye la obra maestra del pintor cordobés Bartolomé Bermejo.

La obra, expuesta en la Sala Capitular del museo, fue encargada por el archidiácono y presidente de la Generalitat Lluís Desplà (144-1524), que aparece en el cuadro como testigo privilegiado del llanto de la madre de Dios, y es comparable a las obras de los grandes pintores flamencos.

La "Piedad Despà" es una pintura alegórica en la que la naturaleza acompaña a Jesucristo en su muerte y posterior resurrección y, mientras la muerte está representada por un diluvio a la izquierda del retablo, el cielo que se abre en la parte derecha simboliza la vuelta a la vida.

Noticias relacionadas

La restauración, que comenzó a finales de 2015, ha sido posible gracias al apoyo de la Fundación Banc Sabadell y su presidente, Miquel Molins, ha detallado que la obra estaba en "muy mal estado" y cubierta de polvo, pero que ahora se ha conseguido recuperar toda la riqueza de la vegetación de la obra, hasta ahora escondida.

Molins ha asegurado que "ya es hora de que Barcelona descubra una obra de gran magnitud", y ha adelantado que posiblemente el retablo viajará en dos años al Museo del Prado, ya que está previsto que le dedique una exposición a Bermejo.