Ir a contenido

EL ARTE MÁS ROMPEDOR

Invasión de 'Cracking Art' en La Roca Village

El movimiento artístico italiano da la bienvenida a la primavera con una instalación multicolor de 40 animales de gran formato

ESTER TORRAS / LA ROCA DEL VALLÈS

Arte y moda se fusionan en una explosión de color en La Roca Village para dar la bienvenida a la primavera. 40 animales de gran formato se han apoderado del outlet de diseño gracias al Cracking Art, un movimiento que llega por primera vez a España desafiando las reglas del arte contemporáneo.

La muestra cuenta con ranas, caracoles, conejos y golondrinas de plástico, un material que se puede fundir y reutilizar una y otra vez. De aquí el nombre de ‘cracking’, que remite al proceso utilizado para transformar el petróleo en nafta, la base del plástico.

Nacida en 1993 en el norte de Italia, esta iniciativa comprometida con la sociedad y el medioambiente surgió con las ideas muy claras: cambiar las reglas del juego. Inspirados en la filosofía de Duchamp, las piezas toman las calles y los espacios públicos con la finalidad que el espectador experimente el arte en un entorno inesperado, más allá de museos o galerías. Grupos de jóvenes sacándose un selfi con la creación o niños saltando encima de los caracoles son ejemplos de la proximidad que busca el movimiento.

"Cracking Art es cualquier cosa que se 

pueda tocar, abrazar y amar", dicen sus representantes

No es casualidad que la muestra se emplace en este 'village' porque, tal y como comentaban Paolo Bettinardi y Kikko, representantes del colectivo artístico, “la moda, como el arte u otras disciplinas creativas, es una interpretación de la vida en todas sus expresiones”. 

“Cuando era pequeño, mi padre me decía: ‘No toques esto porque el arte es bello y se debe admirar. Nuestro arte es cualquier cosa que se pueda tocar, abrazar y amar”, recordaba Bettinardi. “La obra de arte sólo se completa cuando el espectador interactúa con ella”.

JOAN CORTADELLAS

Visitantes interactuando con las instalaciones del 'Cracking Art' en una fuente de la Roca Village.

De entre el numeroso repertorio de animales del grupo, Kikko cuenta que han escogido para La Roca Village el caracol por su “efecto regenerador”, la golondrina como “encuentro entre la naturaleza y el ser humano”, el conejo como “representación de la fábula” y la rana “porque prefiere sacudir las aguas antes que quedarse estancada”. Estas cuatro figuras sorprenderán a los visitantes hasta el 31 de mayo.

El movimiento, que ya cuenta con más de 400 instalaciones por todo el mundo, en ciudades como Bangkok, Moscú, Nueva York o París, es el primer proyecto de Designers Collective by La Roca Village, la plataforma que realizará diversas actividades a lo largo del año para mantener un diálogo constante entre moda y arte. 

0 Comentarios
cargando