Ir a contenido

Festival Mil·lenni

Carambola latina con Juan Magán y Gente de Zona

La gira del artista catalán y el dúo cubano llega al Sant Jordi Club

Luis Troquel

Juan Magán, el rey del electrolatino. 

Juan Magán, el rey del electrolatino. 

El catalán Juan Magán y el dúo cubano Gente de Zona comparten similar público y el superéxito conjunto 'He llorado'. Pero tienen muchas más cosas en común. Tanto uno como otros se han convertido en primerísimas figuras de una escena latina internacional a la que no es nada fácil acceder desde el entorno en el que profesionalmente crecieron. Y lo que es más importante: la han enriquecido con nuevos y diferenciales sonidos. Comparten también ahora gira juntos, que este domingo llega a Barcelona. Tres 'papitos' de los ritmos urbanos para poner el broche dorado a la celebración de San José.

Casi 300 millones de reproducciones en Youtube suma el vídeo de 'He llorado', su superéxito compartido

Casi 300 millones de reproducciones en Youtube lleva su éxito 'He llorado', que servirá de común intersección entre dos espectáculos cuya duración total sobrepasará las tres horas. Inesperadamente, hace tres meses escasos, el concierto se incorporó al cartel de la 18º edición del Festival Mil·lenni. Se anunció en el Palau Sant Jordi, aunque al final tendrá lugar en el Sant Jordi Club, con reubicación de las entradas anteriormente vendidas.

REY DEL ELECTROLATINO

La primera parte la protagonizará Magán, rey de un sonido, el electrolatino, que muchos califican de creación suya. "Fui el primero en hacerlo. Se trata de una fusión de dos géneros que ya estaban creados, entonces no sé si es una creación o una fusión... Un fan dirá orgullosamente que lo creé, del mismo modo que la Coca-Cola reúne ingredientes ya existentes para convertirlos en un refresco. Un 'hater', en cambio, dirá que solo mezclé elementos de manera muy simple que ya existían. Yo, lógicamente, abandero a la gente que me quiere bien, pero no subscribo ninguna de las dos opciones", afirma Magán.

Parece imposible que uno de los españoles que más cosas diferentes ha aportado nunca a la música electrónica jamás haya actuado en el Sónar. ¿No se lo han ofrecido? "No. Supongo que no ven un negocio en mí para su público", afirma. Público entre el que, por cierto, ha estado él mismo en no pocas ocasiones.

DE BADALONA A SANTO DOMINGO 

Hoy vive en la República Dominicana, de donde es su mujer, pero nació y creció en Badalona. Pasó su adolescencia en El Masnou para instalarse luego cerca de Sabadell, donde todavía residía cuando, hace pocos años, se convirtió en aclamada figura internacional. Versátil factótum al que unos se refieren como cantante, otros como productor, otros como 'disc jockey', otros como impulsor de talentos con su propia factoría discográfica: We Love Asere...

Todavía más heroico que triunfar en casi toda América y países como Francia, Suiza, Rumanía y Portugal podrían parecer sus recientes incursiones en Eivissa, donde los ritmos latinos eran casi tabú. "Hoy en día ese prejuicio está cambiando y mi música forma parte de la banda sonora de la isla". Con sesiones periódicas en Privilege y el disco 'LatinIBIZAte'. Tiene ya disco nuevo prácticamente ultimado, cuyo single de adelanto, titulado 'Rápido, brusco, violento', se estrena la próxima semana.

El momento más esperado de esta gira será, sin ninguna duda, el 'ménage à trois' que tendrá lugar entre su 'show' y el de los cubanos Gente de Zona, cantando juntos 'He llorado'. "Gente de Zona, los que nunca te abandonan", exclaman ellos en tan millonaria pieza. Aunque para este artículo, donde estaba previsto contar también con su punto de vista, hayan cancelado la entrevista acordada. Y es que hace escasos días, al otro lado del charco, se ha desencadenado una tormenta capaz de hacer zozobrar tan boyante estatus. Porque al igual que el éxito internacional de Magán, la aceptación estadounidense de Gente de Zona casi se puede considerar un milagro.

EN EL DISPARADERO

Una historia que parece casi una metáfora de la esfera política, del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, que con el cambio presidencial en la Casa Blanca peligra. "Miami me lo confirmó" repetían en su archifamosa 'Gozadera'. Y hasta recibieron las llaves de la ciudad de manos de su alcalde, que ahora amenaza con retirárselas. Ellos, que lograron el imposible de triunfar allí por todo lo alto sin necesidad de romper lazos con su isla natal, se encuentran ahora en el disparadero. ¿El motivo? Un vídeo de una actuación suya en que se sube al escenario a bailar el nieto y jefe de seguridad de Raúl Castro. ¿Geopolítica o culebrón caribeño? La respuesta no la tendremos en este concierto, pero sí una catarata de fogosos éxitos a medio camino entre el actual reggaetón y más tradicionales estilos antillanos.