Ir a contenido

CRÓNICA

Renaldo & Clara, nuevos horizontes pop

La banda de Lleida presentó el radiante 'Els afores' en L'Auditori, en el marco del festival Barnasants

Juan Manuel Freire

Curiosa simetría: Renaldo & Clara presentaban su nuevo disco en vivo un 11 de marzo, igual que hace tres años con el primero, 'Fruits del teu bosc'. No hagan planes para el 11/3/2020 si quieren seguir en primicia la evolución sobre el escenario del que podría ser el mejor grupo pop catalán del momento.

Del primer disco al segundo, Renaldo & Clara han dado un gran salto: hay más diversidad en los ritmos y arreglos, y su conocido folk taciturno se combina ahora con píldoras pop eléctricas que, por otro lado, no traicionan el gusto por el minimalismo de la banda de Lleida.

Clara Viñals (voz y guitarra eléctrica), Víctor Ayuso (guitarras y bajo) y Hugo Alarcón (teclado, guitarra y coros) llegaron el sábado al Auditori en compañía de su nuevo aliado, el batería Lluís Bestard (Isaac Ulam, Murtra), quien aportó dinamismo a las canciones antiguas e incluso a algunas nuevas. El concierto estaba enmarcado en el programa del festival de canción de autor Barnasants, pero Renaldo & Clara son ahora lo suficiente pop para figurar bien alto en el cartel de, por ejemplo, el FIB.

GIRO HACIA LA LUZ

Arrancaron con 'Sense voler', extracto de 'Els afores', el disco del suave giro hacia la luz y el empuje eléctrico. No es la canción en la que se note más el cambio: esas las reservan para la segunda parte, en un calculado crescendo. Pero incluso los temas reflexivos del primer disco adquieren aquí nuevos detalles: véanse las eléctricas de intensidad contenida al final de 'Gira-sols'.

'Monument', con su guitarra afro-pop y desembocadura eléctrica, es un pequeño monumento de canción y en directo no defrauda: los leridanos saben mantener la estilización del sonido sobre las tablas. Pocos grupos de por aquí saben que menos puede ser más e incluso puede ser todo.

Las canciones de los nuevos Renaldo & Clara rara vez llegan a los tres minutos, lo que puede resultar problemático en directo: "Sería un poco chungo tocarlas dos veces seguidas", admite Viñals. "Tendré que encontrar un sistema". Acto seguido, tocan una que para sus estándares es casi una ópera rock: 'Migrador', de cuatro minutos y medio. Y poco después, la más breve de sus miniaturas: 'Els secrets', de un minuto 38 segundos. "Conviene estar atento para no perder detalle", avisa Clara. Silencio sepulcral en la sala 3 Tete Montoliu.

Delicias como 'Per culpa de dormir' y 'Llindar absolut' asientan la noche en una cierta melancolía, pero la recta final se compone sobre todo de temas con brío. Primero sonaron precedentes del dinamismo actual como 'Veueta' (muy Camera Obscura) y 'Autocars', y enseguida cayeron los mejores 'hits' del nuevo disco: la medio lounge 'Fent amics', la sublime 'Els afores' y, ya en el bis, 'Fins un altre dia', que deberían escuchar todos los infinitos seguidores de Los Planetas.

0 Comentarios
cargando