Ir a contenido

ENTREVISTA

Andrea Motis: "Mucha gente descubre que le gusta el jazz a través de nosotros"

El primer álbum en solitario de la cantante de jazz barcelonesa, 'Emotional Dance', acaba de salir a la venta

ESTER TORRAS / BARCELONA

Andrea Motis, con su trompeta en el Hotel Petit Palace de Barcelona, el pasado martes. 

Andrea Motis, con su trompeta en el Hotel Petit Palace de Barcelona, el pasado martes.  / FERRAN SENDRA

John Coltrane, Milt Jackson, Art Blakey o Max Roach. Todos los grandes del jazz han editado títulos con la mítica discográfica Impulse!. En esta colección de primera línea no podía faltar la voz de la barcelonesa Andrea Motis, quien da otro salto en el panorama internacional y se estrena en el sello estadounidense con su primer álbum en solitario, 'Emotional Dance', grabado en Nueva York. Con seis discos en el mercado junto a Joan Chamorro y una larga trayectoria con la Sant Andreu Jazz Band, la trompetista, saxofonista e intérprete se atreve en su nuevo álbum con composiciones propias y versiones en catalán.  

Es la primera artista catalana que graba un álbum con la prestigiosa Impulse! Para mí es un honor que esta discográfica que tiene en su sello nuestros discos de referencia nos haya invitado a formar parte de su colección. Desde los 13 años que trabajo con Joan Chamorro y ya llevamos siete álbumes, pero este es diferente porque es un lanzamiento mundial.

¿'Emotional Dance' es realmente un "baile de emociones"? El disco es un baile de emociones porque parte de composiciones clásicas de jazz pero navega por muchos ámbitos. Es muy ecléctico y tiene muchos invitados. No solo es un baile de emociones por las piezas, sino también por el momento que estamos viviendo.

Dice que es un disco ecléctico. ¿Qué estilos confluyen en este proyecto? Se puede encontrar un 'chorinho carinhosa', que es música brasilera, bossanova, swing clásico y jazz, como el 'single' del disco ‘He’s funny that way’. Después hay tres composiciones propias, una balada instrumental y dos canciones con un toque más 'latin'.

Primer disco en solitario, canciones propias inéditas y versiones en catalán. Es un disco de primeras veces. Todos los discos que hemos hecho con Joan han sido primeras veces. Aunque en esta ocasión también hemos innovado, en algunos aspectos volvemos a nuestros orígenes porque es un disco que es solo a quinteto. Las composiciones propias hacen que el grupo tenga una sonoridad propia y las canciones en catalán le dan autoctonía. 

Por primera vez adopta el papel protagonista. ¿Se sintió más libre en este trabajo? Tengo más libertad aunque con Joan siempre lo hemos consensuado todo. Cuando empecé no tenía mucha idea del estilo y era él quien tomaba siempre las decisiones. Pero Joan cada vez me decía que tuviera más responsabilidad y que un día cogiera las riendas del grupo. Ahora él lo deja más en mis manos y eso también implica una sensación diferente de responsabilidad.

Andrea Motis

Siempre está bien utilizar la música para una buena causa porque emociona y despierta sensaciones en la gente"

Trompetista, saxofonista, cantante y ahora compositora. ¿Qué cuentan sus piezas? No hago temas tanto por la letra sino por la música. Mis influencias son básicamente el jazz que escucho: desde vocales más modernas hasta mi bagaje más antiguo. Una de mis piezas es una balada tranquila y triste que habla de cuando haces más cosas de las que puedes y luego te sientes vacía. En cambio, hay otra que habla de amor y es mucho más positiva y divertida.

Marina Rossell, Perico Sambeat y Els Amics de les Arts. Tres temas en catalán pero completamente diferentes entre ellos. ¿Es casualidad esta selección? Cuando buscábamos temas en catalán se me acudió 'La gavina', de Marina Rossell porque la aprendí en la escuela y me encantaba. Esta versión jazz que le dimos nos permitió integrarla en el repertorio. ‘Louisiana o els camps de cotó’, de Els Amics de les Arts, nos la pidieron desde la discográfica porque les gustó mucho cuando la escucharon en directo en la apertura de los 'shows' de la Buenavista Social Club en Nueva York. Y el tema de Perico es porque simplemente me gustaba mucho la canción y pensaba que podía ser muy positivo incluirla en un disco internacional.

A menudo el jazz se considera un género minoritario y elitista, no muy popular entre los jóvenes. ¿Con 21 años, ha acercado un poco más el jazz a su generación? El jazz más conocido es el jazz moderno, que es el más difícil para la gente que siempre ha escuchado músicas más tradicionales. Pero yo también incluyo la parte más popular, como el swing o el Dixieland, el cual estaba pensado para niños. Hay mucha gente que descubre que le gusta el jazz cuando empiezan a conocernos. Y esto me parece muy bonito.

Hace una semana participó en el concierto para los refugiados en el Palau Sant Jordi. ¿Cree que la música tiene fuerza para cambiar el mundo? En un acto de reconocimiento o de divulgación, la música siempre va directamente al alma. Siempre está bien utilizar la música para una buena causa porque emociona y despierta sensaciones en la gente. Estar en un acto tan emotivo como el del Palau Sant Jordi, repleto de música, creo que fue una combinación muy buena.

Le esperan unos días ajetreados. Ahora mismo combino mis estudios en la ESMUC con la presentación del disco y ya tengo en mente un nuevo proyecto. Cuesta un poco compaginarlo pero tampoco tengo prisa en terminar la carrera, tengo ganas de hacer bien mi trabajo y disfrutar de ello.