Ir a contenido

FESTIVAL DE CINE DE BERLÍN

Kaurismäki en estado puro

El cineasta finlandés presenta la segunda entrega de una trilogía sobre el drama de los inmigrantes

Nando Salvà

"En Sevilla, en 1590, todas las religiones vivían en paz, y de repente Isabel II y Felipe I decidieron que había que echar a todo el mundo", afirma el finlandés Aki Kaurismäki, que es uno de los autores más queridos del cine europeo pero no necesariamente un analista político de primer orden. Sirvan sus palabras para poner en contexto la película con la que este año opta al Oso de Oro. Mientras retrata a un refugiado sirio que trata de sobrevivir en Helsinki'The other side of hope' no busca ser tomada en serio como retrato social, y la simpleza de su narrativa es manifiesta. Por otra parte, en ella Kaurismäki vuelve a hacer lo que se le da mejor: encadenar escenas en la que los personajes hacen cosas muy absurdas totalmente en serio, y usar esa comedia hierática para atiborrarnos de melancolía y amargura.

Difícilmente podrá acusársele de innovador pero, como suele decirse, si algo no está averiado no hay que repararlo. 'The other side of hope' es la segunda entrega de una trilogía sobre el drama de los inmigrantes (la magnífica 'Le Havre' fue la primera). "Querría cambiar el mundo, pero mis habilidades son limitadas -ha señalado el finlandés-. Así que intentaré cambiar Europa. Luego probaré con Asia". Aplauso. 

SIEMPRE DENEUVE

Con 73 años, Catherine Deneuve hace tantas películas al año que su presencia en las alfombras rojas de los grandes festivales se ha convertido en casi inevitable. Y no es que haya motivo para evitarla. Su trabajo es una de las dos cosas destacables -la otra es su compañera de reparto, Catherine Frot- de 'Sage Femme', también presentada a concurso. Mientras acompaña a una mujer de mediana edad enfrentada a un problema laboral, el principio de un romance y la enfermedad de una antigua madrastra, el director Martin Provost acaba echando a perder a base de sentimentalismo la capacidad de observación de la que hace gala en la primera mitad del relato.

0 Comentarios
cargando