Ir a contenido

LOS PREMIOS DEL CINE ESPAÑOL

Un 'thriller' con hipoteca

La productora Beatriz Bodegas se endeudó hasta las cejas para sacar adelante la película de Raúl Arévalo 'Tarde para la ira' y aún no ha visto un euro de beneficio

Olga Pereda

Beatriz Bodegas, productora de Tarde para la ira, que ganó el Goya a la mejor película y por la que pidió un préstamo personal bancario.

Beatriz Bodegas, productora de Tarde para la ira, que ganó el Goya a la mejor película y por la que pidió un préstamo personal bancario. / DAVID CASTRO

Hollywood nos enseñó que un productor es un señor sentado detrás de una mesa gigante. Fuma puros y cuenta fajos de dinero. Pero eso es el cine porque la realidad es otra. Beatriz Bodegas, productora de 'Tarde para la ira', no fuma. En su despacho hay chocolate y flores. ¿Fajos de dinero? Ni uno. Es más, 'Tarde para la ira' -con muchas opciones para salir triunfante en los Goya, que se entregan el sábado- no le ha generado ni un solo euro de beneficio. De momento. "Todo lo que tengo, incluida mi casa, lo tengo hipotecado", afirma sin perder la sonrisa.

Beatriz Bodegas conoció a Raúl Arévalo en el rodaje de 'La vida inesperada' (2013), segunda película de su productora, La Canica Films, compañía que montó por su cuenta tras una dilatada carrera como ejecutiva en Sogecable y Warner. "Tengo un guion. Lo estoy moviendo desde hace mucho, pero nadie lo saca adelante. ¿Lo quieres leer?", le dijo el actor. "Claro. Envíamelo", fue la rápida respuesta. Bodegas se lo leyó un domingo por la tarde. Del tirón. Al  llegar a la última página se le puso un nudo en la garganta y pensó que tenía delante un peliculón. Llamó a Arévalo y le dijo: "Vamos a por ello". Bodegas empezó a hacer lo que hacen todos los productores: vender humo. Porque 'Tarde para la ira' es ahora es un 'thriller' formidable. Pero en el 2013 era una simple idea firmada por un actor popular.

ESCASO APOYO MEDIÁTICO

Se recorrieron las teles, fundamentales para conseguir dinero. "TVE entró en el proyecto, una cadena que está muy bien para la parte de producción pero que no te da apoyo mediático", se lamenta Bodegas. En cualquier caso, el dinero de la corporación pública sirvió para empezar a trabajar. Después se unió Movistar + y el filme se vendió a Italia. "Pedí un crédito personal de mucha pasta. Nos llaman subvencionados, pero no he recibido un duro de subvención. He pedido la del Instituto del Cine [ICAA], claro. Me llegará dentro de dos años. Y ese dinero irá directo al banco para saldar deudas. Porque eso es lo que tengo ahora mismo: deudas. Espero, eso sí, cubrirlo con las ventas internacionales, que están yendo muy bien". 

'Tarde para la ira' es una película de producción media. Ha costado, incluyendo copias y publicidad, unos dos millones de euros. La taquilla que ha conseguido (floja para las expectativas) asciende a 1.150.000 euros, cantidad que no ha servido para que la productora gane dinero. Arévalo también se ha rebajado el sueldo. Ha cobrado una parte. La siguiente la cobrará cuando haya 'cash' (si es que lo hay).

RODAJE ESPECIAL

Abogada de formación, Bodegas sabe que, con los números por delante, 'Tarde para la ira' no ha sido el gran negocio. Pero su pasión por el cine le hace estar pletórica. "Creativamente ha merecido la pena. Estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho", destaca. Es una película especial. Lo es desde el rodaje. "Supimos que había una energía distinta, algo único. Raúl es un tipo muy listo y ha ubicado el filme en sitios que conoce a la perfección. Sus padres tienen un bar y él veraneaba de chaval en un pueblo de Segovia. El entorno de la película es muy suyo. Como director, es una máquina porque escucha a todo el mundo y ha sabido sacar lo mejor de cada uno. Ha dirigido un filme tan nuestro como universal, es una película que tiene mucha verdad".

Una vez rodada, contactaron con un distribuidor (eOne), que apostó por ella enseguida. Llamaron a las puertas de los festivales y Venecia la incluyó en su programación. "Fue la primera vez que la enseñamos al público. Fue brutal. Qué aplauso nos dieron. Ahí empezó el subidón, pero siempre hemos querido tener los pies en la tierra", afirma Bodegas, que, junto con Arévalo, ha estado en los certámenes de Toronto, Londres, Estocolmo, Grecia y Francia.

La violenta historia de venganza protagonizada por Antonio de la Torre ha ganado los premios Forqué (productores) y los Feroz (prensa especializada). Ahora quedan los Goya. En el sector se da por hecho que saldrá por la puerta grande. Si así sucede, "el Getafe habrá ganado al Barça". Palabra de Raúl Arévalo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.