Ir a contenido

'Tarde para la ira' conquista el Forqué

Los productores audiovisuales ensalzan el violento debut en la dirección de Raúl Arévalo

Roberto Álamo ('Que Dios nos perdone') y Emma Suárez ('Julieta') vencen en el apartado de interpretación

Olga Pereda

Raúl Arévalo, junto a la productora de Tarde para la ira, Beatriz Bodegas, y sus protagonistas, Ruth Díaz y Antonio de la Torre, en Sevilla, donde recogieron el Forqué a la mejor película.

Raúl Arévalo, junto a la productora de Tarde para la ira, Beatriz Bodegas, y sus protagonistas, Ruth Díaz y Antonio de la Torre, en Sevilla, donde recogieron el Forqué a la mejor película. / EFE / JULIO MUÑOZ

Es un 'thriller' de músculo puro y sin gota de grasa. Es castiza y, al mismo tiempo, universal. Es una historia de venganza perfecta y violenta. Es la película de un novel. Y es, para los productores de cine, la mejor del año. 'Tarde la ira', esplendoroso debut en la dirección del actor Raúl Arévalo, ha conquistado el premio Forqué al mejor filme. Se ha impuesto a las otras cinco cintas que también aspiraban al galardón: 'El hombre de las mil caras', 'Que Dios nos perdone', 'Julieta', 'Un monstruo viene a verme' (que obtuvo el premio a la educación en valores) y '1898. Los últimos de Filipinas'. Compitiendo con los primeros espadas de la industria, Arévalo -que, en su día, se ganó la vida promocionando zumos en grandes superficiales- se siente como “el Leganés subiendo a primera y jugando contra el Barça”. 

¿Significa esto que 'Tarde para la ira' también se alzará el 4 de febrero con el Goya, el máximo premio del cine español? Veremos. De momento, los Forqué son un estupendo aperitivo. Organizados por EGEDA (entidad que gestiona los derechos de los productores audiovisuales) y celebrados la noche del sábado en el Teatro de la Mestranza de Sevilla con la presencia del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, los Forqué marcan el inicio de la temporada de galardones, a los que seguirán los Gaudí, los Goya y los Feroz, entre otros.

ROBERTO ÁLAMO Y EMMA SUÁREZ

Antonio de la Torre, protagonista de 'Tarde para la ira', no se ha llevado, sin embargo, el Forqué al mejor actor. Este ha ido a parar a manos de Roberto Álamo, el mazas, ultravioleto y charlatán policía de 'Que Dios nos perdone', otro de los grandes 'thrillers' del año. El éxito de la película -que es castiza y universal como 'Tarde para la ira'- ha hecho que el productor Gerardo Herrero ya haya pedido una nueva historia a su director, Rodrigo Sorogoyen, y a su coguionista, Isabel Peña. Ambos están escribiendo ahora mismo un filme sobre el lado humano y personal de un político corrupto. 

Mientras, Emma Suárez ha vencido en el apartado de interpretación femenina por su papel de madre desesperada y vencida en el último drama de Pedro Almodóvar: 'Julieta'. Suárez ha vencido no solo a su propia compañera de reparto en el filme (Adriana Ugarte) sino también a Bárbara Lennie, esplendorosa protagonista de 'María (y los demás)'; Carmen Machi ('La puerta abierta'); Anna Castillo, la entrañable joven coraje de El olivo; Carmen Machi ('La puerta abierta') e Inma Cuesta ('La novia'). El galardón al mejor corto no se embolsó Juanjo Giménez por 'Timecode' sino el también barcelonés Lluís Quílez por 'Graffiti'.

Conducida (sin excesiva gracia) por el humorista Carlos Latre, la gala de los Forqué ha servido no solo para rendir homenaje a la estupenda cosecha del 2016 (con unos datos de taquilla que invitan al entusiasmo gracias, por supuesto, al increíble tirón de 'Un monstruo viene a verme') sino al cine español en general y a los 120 años que han pasado desde el rodaje de la que está considera la primera película patria, 'Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza'.

0 Comentarios
cargando