El Liceu afina su vertiente social

El Gran Teatre estudia llevar la ópera a las cárceles catalanas reafirmando su objetivo de llegar a todo tipo de público

De izquierda a derecha, Jaume Collboni, Mercè Conesa, José Luís Ayllón, Santi Vila, Dolors Bassa y Roger Guasch en el Saló dels Miralls del Liceu donde se realizó la presentación del Proyecto Social.

De izquierda a derecha, Jaume Collboni, Mercè Conesa, José Luís Ayllón, Santi Vila, Dolors Bassa y Roger Guasch en el Saló dels Miralls del Liceu donde se realizó la presentación del Proyecto Social. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Desde su nombramiento como director general del Liceu, Roger Guasch ha procurado potenciar el proyecto social de Gran Teatre, uno de los tres vectores del Plan Estratégico 2014-2017 junto a la calidad artística y a la sostenibilidad económica. La idea del 'Liceu de tots', acuñada tras la reconstrucción del coliseo, se mantiene como demostró Guasch este jueves en el Saló dels Miralls. Allí presentó las 10 áreas de actuación que han potenciado para que el Liceu sea inclusivo y llegue a todo tipo de personas. En esta línea avanzó su intención de acecar la ópera a las cárceles catalanas con cantantes que se desplacen a los centros penitenciarios. El proyecto, que costaría unos 100.000 euros, está en manos del equipo de Christina Scheppelmann, directora artística del Gran Teatre. Ella también está al frente de Foyer XXI, un ciclo de música contemporánea en el foyer del Liceu cuya prueba piloto se realizará este año.

El teatro de ópera recibe 19 millones de euros anuales de fondos públicos y una de sus obligaciones es acercar la ópera a la sociedad. El año pasado, 3.900 personas -1000 más que el anterior- asistieron a funciones o ensayos en el Liceu con el programa Apropa Cultura.  

Noticias relacionadas

También se ha potenciado su actividad más allá de sus paredes con conciertos como el de Mercè y ‘Liceu a la fresca’. Esta última iniciativa llevó a 121 localidades catalanas una proyección al aire libre de 'La Bohème' el verano pasado. Este año el reto es llegar "a todas las comarcas catalanas".

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, el 'conseller' de Cultura, Santi Vila, la 'consellera' de Treball i Afers Socials, Dolors Bassa, la presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, y el segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni, aplaudieron las iniciativas realizadas hasta la fecha y animaron a Guasch a seguir por el mismo camino. "El Liceu o es social o no será", subralló Bassa. "La cultura no debe tener barreras", resaltó Collboni. "Todas las instituciones culturales de la ciudad deben tener un proyecto social y el Liceu, como gran teatro de ópera, ha de ser líder".