Ir a contenido

Margarit une matemáticas, Bach y danza en 'Back Àbac'

La premiada coreógrafa estrena en el Mercat de les Flors su tercera creación para el público familiar interpretada por bailarines y artistas de circo

Marta Cervera

Varios intérpretes en un ensayo de Back Àbac, nuevo espectáculo familiar de Àngels Margarit.

Varios intérpretes en un ensayo de Back Àbac, nuevo espectáculo familiar de Àngels Margarit.

Àngels Margarit (Terrassa, 1960) es una premiada coreógrafa de la compañía Mudances con experiencia a la hora de  acercar el mudo de la danza al público más joven. Tras sorprender con 'Origami' (2002) y 'Flexelf' (2008), ambos pensados para el público familiar, estrena 'Back Àbac'. En el nuevo espectáculo, en el Mercat de les Flors del 26 de diciembre al 15 de enero, juega con las matemáticas, el movimiento y la música de Bach.  

En la obra, recomendada a partir de los 8 años, el ábaco, un juego de madera que sirve para hacer operaciones elementales, se convierte en el elemento escénico central. Los intérpretes juegan con sus piezas para crear y descomponer diferentes formas geométricas siguiendo el ritmo del compositor alemán. "La música de Bach es la base del espectáculo. Sus obras son matemática pura, hay una estructura muy clara, con variaciones que se repiten hasta el infinito. Sus armonías, contrapunto y fugas de estructura matemática son el mapa rítmico sobre el que se dibuja una geometría visual de forma lúdica", afirma Margarit.

La creadora también se ha fijado en la obra del artista M.C. Escher cuyos diseños geométricos desafían la gravedad con figuras imposibles. "El imaginario de Escher me inspiró a la hora de abordar las matemáticas de forma lúdica. Para trasladar sus ideas a escena he tenido que ir más allá de la danza y trabajar no solo con bailarines sino con especialistas en circo para poder jugar con el equilibrio, la transformación y ponerlo todo del revés". En esta ocasión ha desarrollado el espectáculo con Eneko Alcaraz, Dory Sánchez, Fàtima Campos, Miquel Fiol, Francesca Lissia, Celso Pereira y José Luís Redondo.   

EN CLAVE MODERNA

De Bach utiliza versiones modernas, reinterpretaciones de sus temas realizados con vibráfono por el japonés Makoto Nakura, o con teclado y batería por Claudio Inferno y Chio Allin, pareja que suele actuar en la Rambla del Poblenou.  Incluso melodías extraídas de la pieza 'Sona Bach' estrenada por el saxofonista Llibert Fortuny y un potente grupo de músicos en el Auditori, obra también en cartel esta Navidad. Pep Pasqual, músico y clarinetista,  es el asesor de Margarit en la banda sonora. Para desarrollar la parte más científica, la coreógrafa ha sido aconsejada por Irene Lapuente y su proyecto 'La mandarina de Newton' con el fin de que el espectáculo pueda servir para introducir la danza como disciplina transversal en la educación. Además, 'Back Àbac' va acompañado de talleres familiares durante la semana de Reyes, del 2 al 5 de enero,  para que los niños puedan profundizar en la relación entre la danza y la ciencia.  

MUNDO SUGERENTE   

Como sus anteriores espectáculos, aquí Margarit también huye de la narración convencional y presenta un mundo sugerente y de infinitas posibilidades con un ábaco que se compone y descompone continuamente. "Jugamos con la idea de orden y el caos, que ya ha estado presente en otros de mis espectáculos", señala la coreógrafa.

Cada intérprete viste de un color diferente. "La idea es que ellos, como cualquier pieza del ábaco, son una unidad. Sus cuerpos también sirven como elemento de medición". Y utilizan desde cubos de 10 centímetros hasta piezas de dos metros para realizar diferentes estructuras. "Bach nos sirve de base para crear un gran juego de construcción. Solo espero que a ningún niño se le ocurra subir a escena a jugar porque más de uno lo deseará", comenta tras los primeros ensayos con público para afinar el espectáculo.  

0 Comentarios
cargando