Ir a contenido

DE LA TELE AL TEATRO

Minoria Absoluta saca punta al primer viaje a la Luna

La productora de programas como 'Polònia' y 'Crackòvia' estrena 'Astronautes. Houston tenim un cadàver!' en el Club Capitol

MARTA CERVERA / BARCELONA

David Olivatres (izquierda) y Queco Novell en una escena de Astronautes. Houston tenim un cadàver!

David Olivatres (izquierda) y Queco Novell en una escena de Astronautes. Houston tenim un cadàver! / DAVID RUANO

La productora Minoria Absoluta, resposable de programas como 'Crackòvia' y 'Polònia', estrenan en el Club Capitol 'Astronautes. Houston, tenim un cadáver!'. Actores habituales de ambos programas de humor, como Queco Novell, David Olivares, Xavier Serrano y Mireia Portas, protagonizan esta disparatada comedia. No es la primera apuesta teatral de la productora, que triunfó con 'La família irreal' y 'Polònia, el musical'.

El texto es de los guionistas Rafael Barceló y Jordi López Casanovas. Su historia se inspira en el viaje a la Luna realizado por la NASA en 1969. Queco Novell, habitual imitador de Mariano Rajoy y de Felipe de Borbón, se transforma en Neil Armstrong; David Olivares (Tomàs Molina, Albert Rivera) es su compañero de viaje espacial Michael Collins; y Xavier Serrano (Gerard Piqué, Vladimir Putin) es Buzz Aldrin en esta disparatada historia.

La acción empieza a su regreso a la Tierra, cuando se descubre que el módulo lunar en la que viajan hay un cuarto pasajero y está muerto. Una investigadora de la NASA (Mireia Portas, célebre imitadora de Hillary Clinton, entre otros) intentará aclarar lo sucedido a partir de entrevistas individuales con cada uno de los astronautas. "Sus historias no concuerdan y la situación se va volviendo cada vez más absurda", explica Xavier Ricart, director del montaje. "Empieza de forma realista y acaba siendo de lo más surrealista".

PROYECCIONES

"Es un montaje hilarante y para toda la familia. Espero que la gente se parta de risa y desconecte de todo lo demás durante la hora y media de función", añade. La obra tiene un tono vodevilesco y una banda sonora plagada de éxitos de los años 60 como 'Get back', de los Beatles, 'Je t'aime... moi non plus', de Gainsbourg, así como éxitos de los Jackson 5 y de David Bowie. Aunque no es un musical, los actores sí se marcan alguna coreografía durante la representación.

"Acostumbrados al ritmo de grabación y a los personajes que interpretan en la televisión, es muy sano mentalmente poder pisar el escenario", admite Ricart. Evidentemente se les acumula el trabajo, pero todo el cansancio desaparece cuando conectan con la platea. "El teatro es un trabajo muy agradecido. Tiene otros 'tempos' que la tele".

Aunque no tienen demasiado tiempo para ensayar, la gran complicidad del equipo permite avanzar a buen ritmo. "Hace 10 años que nos conocemos y trabajamos juntos. Ya nos lo hemos dicho todo y nos basta una mirada para entendernos".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.