Ir a contenido

Idiotas urbi et orbi

Ramón de España carga en 'Idiocracia' contra quienes lograron "cargarse una democracia en solo 30 años"

Ernest Alós

Idiotas urbi et orbi

ALBERT BERTRAN

Habla Ramón de España en su último libro, ‘Idiocracia’ (Ediciones B), de “ese mantra tan español que reza: ‘Estoy rodeado de idiotas!’” El periodista es el primer afectado por este virus españolísimo y dedica su libro a los idiotas han logrado ‘cargarse una democracia en solo treinta años”. Convaleciente de un buen susto cardiaco, desayunamos hace unos días con descafeinado pero sin que la actualidad le de tregua a la hipertensión. “Las fotos del féretro de Rita entrando en la incineradora y comentando que ya siente el ‘caloret’… ¡no se puede ser tan hijo de puta! Lo de no levantarse… ¡que no era un homenaje, que era un minuto de silencio por un muerto! Lo del Garganté con Ernest Lluch…”

En su libro, De España empieza recordando la película ‘Idiocracy’ y la serie Beavis y Butthead, ambas obras de Mike Judge que demuestran hasta dónde se puede llegar si prosigue “el camino de la idiocracia”. Y eso que cuando escribió el libro no se había consumado la triple prueba de que “el principal peligro es la ignorancia”, el triunfo de Trump, el Brexit y “la nueva entronización de Mariano”. “Es el avance de la imbecilidad 'urbi et orbi', si esto sigue así, si hay mujeres que votan a un tío que dice que las coge por el coño, hispanos que ya tienen los papeles y dicen que a sus compañeros les den por el culo y votantes de Sanders que han preferido no votar, las próximas elecciones las ganará Kim Kardashian”, sentencia.

LA IGNORANCIA

El antídoto es la educación, y el veneno la ignorancia, y Twitter, “el refugio del perturbado”, tampoco ayuda mucho. “Las instituciones que se lo deberían plantear no están haciendo nada, y las cuestiones culturales parece que solo sean una cuestión de Estado en Francia”, lamenta De España.  “Y en Catalunya igual, llevamos desde los años 80 confundiendo lengua y cultura y de esto no nos salimos”, añade. “Son todo varias caras del nacionalismo, del que se escribió que era el refugio de los canallas pero es el refugio de los ‘ximplets’, porque es más fácil de entender para los imbéciles, gente que no pasa del ‘sóc del procès’ o ‘yo soy español, español, español’”.

LA TRANSICIÓN

Pero el libro, tras dos filípicas sobre el ‘procès’, y aunque considera al nacionalismo el "pionero" de lo que ha venido, se centra en el caso español. Y en cómo se ha desaprovechado la oportunidad de empezar de cero que supuso la transición, un periodo sobre el que Ramón de España tiene un juicio menos crítico que el de sus detestados podemitas. “No es la mierda que se empeñan en decirnos que fue; fue posibilismo, se hizo lo que se pudo para no acabar otra vez llegando a las manos en un momento de mierda, con militares más brutos que un arado, ETA matando a diestro y siniestro y una situación económica tremenda”.

Todo empezó a ir mal, dice, “desde el momento en que el PSOE empezó a traicionarse a sí mismo y a alejarse de esa buena idea que es la socialdemocracia, eso de estar a medio camino entre dos mierdas inhumanas como el comunismo y el capitalismo”.

Pero sus alternativas no le sacan menos de quicio. De Colau, “supuestamente de izquierdas pero que parece que la causa que elige le es más o menos igual, alguien de tal ambición que será presidenta de la Generalitat y no será Papisa de Roma solo porque no hay elecciones”, Susana Díaz y Pedro Sánchez, “dos nulidades”, la CUP, “una ‘colla’ de fanáticos”, Podemos, Ciudadanos… ¿Y la derecha? “La derecha no me ha decepcionado porque de la derecha nunca he esperado nada distinto que un patriotismo de chichinabo, trincar y desprecio a la cultura”.

Y es que hay una cosa que a Ramón de España le duele personalmente. “Que la imbecilidad también haya llegado a cosas que eran importantes y han dejado de serlo, como el cine, la literatura, el rock, el cómic y la música pop. De Dylan y los Beatles, a Lady Gaga y Justin Bieber…”

¿No hay arreglo? “Doy por perdidas dos generaciones. Pero un poco de respeto por el señor de 6 años que acaba de empezar en la escuela, dejemos de meterle mierda…”    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.