GALARDÓN

El Nacional de Teatro premia la "pasión" de Concha Velasco

El jurado destaca el "momento de plenitud artística" que atraviesa la actriz

Concha Velasco.

Concha Velasco. / EFE / J. J. GUILLÉN

Se lee en minutos

MARTA CERVERA / EL PERIÓDICO

La veterana actriz Concha Velasco (Valladolid, 1939) ha obtenido el Premio Nacional de Teatro que concede anualmente el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y dotado con 30.000 euros. El jurado ha concedido este galardón a Velasco "por su momento de plenitud artística y por la pasión, valentía y excelencia con que aborda papeles tan complejos como los últimamente interpretados en 'La vida por delante', 'Hécuba', 'Olivia y Eugenio', y 'Reina Juana'". El jurado también ha querido resaltar "su figura como referente de la escena y el magisterio que durante su carrera ha ejercido sobre las nuevas generaciones".

El galardón le llega en un gran momento artístico. Velasco está a tope de proyectos. Además de la gira por España con el monólogo 'Reina Juana', de Ernesto Caballero, está rodando la serie 'Las chicas del cable' para Netflix y presenta el programa 'Cine de Barrio'. "El día 29 de noviembre cumplo 77 años. Menudo regalo", ha recalcado a EFE antes de salir pintando hacie un rodaje. "Estoy muy emocionada y ahora es momento de agradecer y no de pedir", ha subrayado la actriz, que fue distinguida con el mismo galardón en 1972 por su papel en 'Abelardo y Eloísa'.

Si de algo se alegra la actriz es precismente de que hayan destacado los trabajos de su última etapa, algunos estrenados después de sufrir un serio problema de salud que la obligó a pasar por el quirófano. "Estoy muy agradecida porque no paro de trabajar, y sé que no es lo común en mi profesión. Soy de ese cinco por ciento de los actores que trabaja", ha señalado.

RECLAMA AYUDAS AL SECTOR

Aunque tiene más ganas de celebrar el premio que de criticar, la actriz quiso llamar la atención sobre la delicada situación en el teatro. "Hay que reclamar más ayudas para los actores y las salas". Tiene confianza en el nuevo ministro de Cultura, pero apunta que ahora convendría "conquistar al ministro de Hacienda". El 21% de IVA cultural está matando a la profesión. 

Velasco ha venido bastante a menudo a Barcelona en los últimos tiempos. Hace un año protagonizó 'Olivia y Eugenio', melodrama que interpretó junto a un actor con síndrome de Down. El montaje se vio en el Goya, su casa en la capital catalana desde que Josep Maria Pou la dirigiera en 'La vida por delante', adaptación de la novela de Romain Gary sobre una exprostituta que acoge a niños desamparados y 'Lo que yo quiero es bailar', un repaso a su trayectoria vital y artística.

Te puede interesar

Su carrera es de las más completas y dilatadas. Velasco es una actriz versátil capaz tanto de estrenar un clásico en el Festival de Mérida como de triunfar con un musical en la Gran Vía madrileña. "Siempre salgo a escena con la idea de conquistar, de enamorar al público, y quiero empezar a hacerlo con el director y mis compañeros", aseguró Velasco en una entrevista en EL PERIÓDICO. 

Su primer trabajo pagado fue a los 10 años, cuando debutó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con el vals del ballet 'Coppelia'. Entonces soñaba con triunfar en la danza, que estudió en el conservatorio, aunque al final hizo carrera en el teatro y el cine. Empezó bailando en la compañía de Manolo Caracol y también en espectáculos de Celia Gámez. Sus primeros grandes éxitos llegaron en películas en los años 60 con Tony Leblanc y Fernando Fernán Gómez. Ella fue la famosa 'La chica ye-yé', de aquella canción de Augusto Algueró que cantó en el filme 'Historias de la televisión'.