Ir a contenido

El compositor más marchoso

Luis Serrano Alarcón se estrena con la Banda Municipal de Barcelona dirigiendo su 'B-Side Concerto', obra para banda y conjunto de rock

Marta Cervera

Luis Serrano Alarcón en un ensayo con la Banda Municipal de Barcelona.

Luis Serrano Alarcón en un ensayo con la Banda Municipal de Barcelona. / JOAN PUIG

La Banda Municipal de Barcelona es una formación activa y con ganas de innovar. Prueba de ello es el estreno de 'B-Side Concerto', una obra para banda y cuarteto de rock que Luis Serrano Alarcón, su creador, dirigirá en el Auditori este domingo, a partir de las 18.00 horas. 

'B-Side Concerto', estrenada en Minnessota (EEUU) en el 2014, es la primera obra para banda sinfónica y conjunto de rock. Y no tiene nada que ver con el famoso precedente de John Lord, teclista del grupo de hard rock Deep Purple y su experimento con su banda y la Royal Philharmonic en el Albert Hall de Londres que inmortalizó el disco 'Concerto for group and orchestra' (1969). "Mi pieza no es rock sinfónico", advierte su autor, un solicitado músico valenciano. "Tiene el carácter del rock pero no los clichés de un conjunto rockero. También suena sinfónico pero tampoco es algo convencional".

El músico, que se formó pianista y compositor en Valencia pero hizo sus pinitos como director con las bandas de Xiva, su pueblo, utiliza el rock para ampliar la paleta de colores y dotar al conjunto sinfónico de sonoridades diferentes. Pese a incorporar guitarra, bajo, batería y percusión, el concierto tiene una estructura clásica. "Es como si fuera un concierto para piano y orquesta solo que aquí el instrumento solista es un cuarteto de rock", afirma Serrano, autor también de 'Concertango' (2004), ya estrenada por la banda barcelonesa donde trabajó con un conjutno de jazz. 

MÚSICA SIN ETIQUETAS

Muchas de sus obras se inspiran en elementos de otras culturas. "La fusión con el rock me ha servido para abrir mi lenguaje a muchos campos. Y desde el punto de vista de la instrumentación me permite utilizar nuevas herramientas para crear algo un poco inclasificable".

'B-Side Concerto' no es una obra programática. Más que contar una historia el compositor crea sensaciones con una visión diferente y original. "Toda expresión musical es válida. Hay que eliminar las barreras porque vivimos demasiado etiquetados en la música. Cada género está aislado y falta respeto. Los músicos del clásico, más eruditos, desprecian cualquier otra manifestación", explica. Para él todo lo que sea música es respetable, venga de donde venga.

Esa filosofía le ha llevado a descubrir sonidos e instrumentos étnicos como el guanzi, instrumento de viento que abre 'Cocochín', una pieza que forma parte de su trilogía sobre Marco Polo, también presente en el programa. "Necesité ocho años para hacer esta trilogía que me llevó a descubrir la enorme riqueza cultural y musical de China, India y Oriente Próximo. Me percaté de lo ignorantes que somos en Europa respecto a todo lo que ocurre fuera de nuestras fronteras. Fue muy enriquecedor".

'Cocochín' es el primer movimiento de la tercera parte de la trilogía. "Pilar Bosque, una de las profesoras de la orquesta, ha aprendido a tocarlo para la ocasión", dice satisfecho con el trabajo de la Banda Municipal de Barcelona, de quien destaca su juventud y sus ganas de trabajar. 

Completa el programa 'Three sketches for wind ensemble', una obra más pequeña, íntima y ligera en el polo opuesto de lo que suelen encargarle, y dos obras de otros compositores: 'Niagra Falls', de Michael Daugherty, y 'Ghost train', de Eric Whitacre.

     

Temas: Música

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.