Ir a contenido

ENTREVISTA

VIDEO / Brandon Sanderson: "La fantasía ha de llegar tan lejos como la ciencia ficción"

Entrevista con el invitado estrella de la Eurocon y enlaces a sus dos charlas en Barcelona

Ernest Alós

Brandon Sanderson, en Barcelona con motivo de la Eurocon.

Brandon Sanderson, en Barcelona con motivo de la Eurocon. / FERRAN SENDRA

Hace tres años, a Brandon Sanderson le pidieron en Avilés que dijera con qué personaje de 'El señor de los anillos' se identificaba. Respondió que con Sam, el abnegado hobbit. Y sí, ni siquiera vender millones de sus libros ni el acuerdo con la productora DMG, que ha comprometido ya 270 millones de dólares para llevar sus historias a la pantalla, le han quitado esa imagen amigable. Lo han disfrutado este jueves ayer quienes le han pedido su firma en la librería Gigamesh y podrán comprobarlo, en dos sesiones este sábado en el CCCB, los asistentes a la Eurocon, a donde llega como invitado de honor. Sanderson acaba de publicar en España el quinto volumen de su serie 'Nacidos de la bruma', 'Sombras de identidad', pero las mesas de las librerías rebosan de títulos publicados en los dos últimos años por Nova. Y es que el autor que ha creado unas particulares leyes para la magia en sus libros y que, con Patrick Rothfuss, está a la altura de George R. R. Martin en cuanto a ventas y reconocimiento en EEUU, a sus 41 años ya lleva publicados 35 libros con un ritmo de diez horas de escritura diarias. Y tiene planeados muchos, muchos más. 

Segunda sesión con Brandon Sanderson en la Eurocon (sábado, 18.30 h.)

Charla de Brandon Sanderson (sábado 16.00 h.)

Llegó al número uno de ventas en EEUU con ‘Palabras radiantes’ sin película ni serie como carta de presentación del libro, algo que no suele suceder en el campo de la fantasía o la ciencia ficción. ¿Significa eso que el colectivo de lectores del género se está ampliando? Diría que sí. El éxito de ‘Harry Potter’, ‘Juego de tronos’ o ‘El señor de los anillos’, de los libros, de las películas y de la serie, ha hecho que la narrativa fantástica llegue a un público lector más amplio. Creo que hay algo en el interior de los seres humanos que hace que queramos descubrir nuevos mundos. Cada vez hay más interés por la fantasía, y yo me he beneficiado de esto.

¿Hay más lectores dispuestos, o sucede que los autores están también escribiendo pensando en este público más amplio? Hay muchas películas, como las de Marvel, que pueden ser excelentes pero no pueden llegar a la profundidad de un libro, a construir un mundo. La gente sigue buscando en el libro una experiencia más enriquecedora y profunda.

Entre su público hay dos extremos. Lectores como los entregados miembros de su grupo de fans en España, que ayer preparaban preguntas para usted del estilo de ‘si un Mistborn puede usar metales divinos u otras ‘shards’ para hacer alomancia’, y un lector curioso pero al que estos términos le sonarán a chino. ¿Cómo conseguir satisfacer a ambos? Cuando empecé estaba muy preocupado por no apabullar al lector que no tiene por qué tener interés en conocer todos las conexiones de mis historias. Esta es una de las particularidades del Cosmere, el universo de la mayoría de mis libros; tiene una épica oculta que conecta a todos los mundos, y si escarbas y entras en él encontrarás una entramado fascinante, unos principios interesantes y unos principios básicos. La épica en mayúsculas me apasiona, crear estas conexiones es lo que me motiva. Pero si te quedas en la superficie puedes disfrutar de la historia. Para mí es importante que alguien pueda leer de forma aislada ‘Elantris’ o ‘Nacidos de la bruma’ y disfrutar de ello. Por eso no suelo sugerir que la gente empiece por ‘El camino de los reyes’, que creo que es mi mejor libro, porque tienes que superar muchas páginas para entrar en un mundo, que tendrán una gran compensación, pero no inmediata.

¿Quizá sea ‘Nacidos de la bruma’ una entrada más fácil, por lo menos para quien tiene algo de ‘gamer’, y ‘Elantris’ para quien sea un lector más literario? 100% de acuerdo. Casi siempre sugiero ‘Nacidos de la bruma’, o ‘Reckoners’, para alguien a quien le interese la acción y la aventura, aunque para un lector más literario sugiero ‘Elantris’ y, si tiene alguna inquietud romántica, o le interesa el humor, ‘El aliento de los dioses’.

Para el lector aún no iniciado: ¿qué es el Cosmere? Lo primero que explico es que no hay nada en él que impida disfrutar de uno de los libros. El marco es el siguiente: hace mucho tiempo, un dios, o un poder, se dividió en 16 partes que quedaron en manos de mortales que se convirtieron en los dioses de este universo y se desplazaron a diversos planetas de una galaxia, muy pequeña. Todos los libros se suceden en ellos. Cada serie y planeta son independientes, pero hay gente que salta de unos a otros. Y actúan entre bambalinas.

Como un personaje, Hoid, que vuelve a aparecer en el último libro publicado en España, ‘Sombras de identidad’. Hoid es un personaje que aparece en todos y cada uno de los libros, fue la primera pista que encontraron los lectores del Cosmere. No es uno de esos 16 dioses, pero estaba allí cuando eso sucedió, tiene unos motivos misteriosos y es, a menudo, una especie de narrador.

En su descomunal plan de escritura, dentro del Cosmere, ¿cuántos libros, en cuántas series y en cuántos mundos tiene previsto desarrollar? Serán seis. ‘Nacidos de la bruma’, ‘Elantris’, ‘El archivo de las tormentas’, ‘El aliento de los dioses’, ‘Arenas blancas’, aún no publicado en España, y quizá una sexta que estoy pensando. No quiero asustar a la gente, pueden empezar a leer sin esperar a que esté todo acabado... pero probablemente habrá 30 libros centrados en el Cosmere.

Normalmente, al construir mundos fantásticos se parte de la Europa medieval y se disfraza, jugando con la geografía, introduciendo algunas bestias o razas mitológicas… ¿Ha querido ir más allá en la serie ‘El archivo de las tormentas’, donde crea un mundo con toda una biología, geología y clima alternativos? Una de las cosas que me aburrían del género fantástico cuando era joven era que no conseguía llegar tan lejos como la ciencia ficción a la hora de crear mundos. ‘Dune’, por ejemplo, llega a otro nivel en cuanto a construcción de un nuevo mundo. La literatura fantástica debería ser capaz de hacer lo mismo, debería ser el género más imaginativo del mundo por definición, y en cambio estábamos viendo un mismo mundo reciclado una y otra vez. En ‘Nacidos de la bruma’ esa era también mi intención inicial, pero no quise ir tan lejos. Precisamente creé ‘El archivo de las tormentas’ para luchar contra esto: se trata de un mundo en el que cada pocos días se desencadena un huracán de un poder mágico inimaginable y todo ser vivo se ha de adaptar a ello. A mí lo que me gusta es esto, llegar a inventar incluso una ecología, un mundo tan diferente y extraño.

En el otro extremo, en sus libros a veces funcionan como una narrativa de videojuego, con personajes que parece que lleven una barra con el nivel de vidas que sube y baja encima de su cabeza…  Soy consciente de ese peligro y he intentado evitarlo, pero no puedo separar mi pasado de ‘gamer’. He crecido jugando y leyendo y las dos cosas las tengo metidas en la cabeza. Intento centrarme en la personalidad de los personajes y aprovechar todo lo que podemos explicar en un libro y no en un videojuego. Pero si se ve esa barra de vidas… es que allí he fallado.

Cuando le preguntaron si se veía rematando, en caso de necesidad, la saga de George R. R. Martin como le pidieron que hiciera con la de Robert Jordan, dijo que había grandes diferencias en su planteamiento en términos morales… Yo era un fan increíble de ‘La rueda del tiempo’ de Robert Jordan. No somos iguales pero mi estilo narrativo encajaba, y acabarla en su lugar me pareció un honor porque había estudiado su obra y podía ser fiel a los deseos del autor. Hay otros autores que me encantan pero con quienes no podría hacer lo mismo. En cuanto a George R. R. Martin hay una perspectiva diferente. Su obra es inherentemente pesimista. Igual que la ciencia ficción distópica alerta de los elementos peligrosos de la naturaleza humana mostrando los efectos peligrosos de ciertas actitudes y comportamientos, la obra de Martin muestra con sus ramificaciones dramáticas los peligros de la avaricia, de la codicia, de la guerra, del politiqueo maquiavélico. ‘1984’ es también una novela pesimista y me encanta, pero creo que consigue hacer del mundo un lugar mejor. Lo que yo intento es mostrar que las buenas personas, incluso ante una elección terrible, pueden elegir la esperanza. Yo, Brandon, tiro más hacia el optimismo. Yo creo que fundamentalmente las personas queremos ser buenas, creo en la bondad inherente del ser humano, aunque la vida a veces se descontrole y acabemos donde no queremos.

¿El hecho de que sea mormón, miembro de la Iglesia de los Santos de los Últimos días, influye en este planteamiento? Diría que sí. Que mi fe me hace ser más optimista. Si vamos a los cimientos del género fantástico, J. R. R. Tolkien y C. S. Lewis eran fervientes cristianos. Lewis creía que debía dar lecciones con su literatura, Tolkien que la moral debía manifestarse solo a través de la historia. Yo estoy más al lado de Tolkien, no intento exponer nada específicamente, sino crear unos personajes que espero que sean interesantes, los coloco en diversas circunstancias, exploro experiencias humanas y religiones… aquí la gente encuentra un mensaje moral, espero. Me interesa la religión en mis libros, recrear sistemas de creencias, sí, pero cuando lectores ateos me preguntan si yo lo soy por cómo son mis personajes, eso me hace sentir bien. Significa que como creador lo he hecho bien.

En ‘Sombras de identidad’ también aparece la política, con unos paralelismos con nuestra realidad nada habituales en su obra. Trabajadores desempleados, que ven que el cambio tecnológico les amenaza, y políticos que les dan falsas soluciones. Sé que no suele pronunciarse, pero suena un poco al tipo de actitudes que ha hecho que Trump haya llegado a donde ha llegado… Nos ha sorprendido a todos. Efectivamente, yo no hablo mucho de política. El discurso político se ha enconado tanto que no puedes tener un debate rico o interesante. Pienso que hay muchos políticos detestables pero no necesariamente toda la gente que los sigue lo son. Si el 45% de un país piensa de alguna manera, hay algo que tenemos que entender. Personalmente, yo tengo una filosofía política un poco extraña. Busco a una persona que tenga principios y sea fiel a ellos independientemente de si yo estoy de acuerdo con ellos. ¡Y ha sido difícil! Yo di apoyo a Bernie Sanders porque creía que era una persona con principios. Y no creo en el voto útil a favor de alguien que no tenga principios o los traicione.

En Utah, el estado con mayor población mormona, parece que mucha gente se inclina por este motivo por un candidato independiente sin ninguna opción, Evan McMullin… Quizá vote por él, aunque sus principios estén en el otro extremo de los míos. En mi fuero interno soy un liberal socialista.

La semana pasada se anunció un gran acuerdo con DMG para llevar a la pantalla sus obras sobre el Cosmere. ¿Cuáles son los primeros proyectos sobre la mesa? ¿Televisión o cine? No hemos descartado la televisión. A mí me encantan series como ‘Stranger things’ o ‘Game of Thrones’. Estamos analizando guiones cinematográficos para ‘Nacidos de la bruma’, ‘El camino de los reyes’ y ‘El alma del emperador’ y estamos viendo qué aportan los guionistas. ‘El camino de los reyes’ es mi obra más exitosa, pero es más fácil adaptar ‘Nacidos de la bruma’ y no me extrañaría que fuese el primero. Mi objetivo sería hacer tres películas de ‘Nacidos de la bruma’, ‘Aleación de ley’ y ‘Sombras de identidad’ como series de TV de una sola temporada y regresar al cine.

¿DMG tiene el músculo financiero suficiente para desarrollar todos estos proyectos? Sí… Son muy, muy capaces. Ese ha sido uno de los motivos de elegirlos, que no nos preocupe la financiación sino encontrar cómo convertir los libros en películas. Que el problema no sea el dinero, sino poder hacer las cosas bien.

Una obra desbordante, y aún en construcción

Estos son los títulos de Brandon Sanderson publicados en España.

DENTRO DEL UNIVERSO COSMERE

Serie de 'El archivo de las tormentas': 'El camino de los reyes' y 'Palabras radiantes'. 

Novelas cortas: 'Legión' y 'El alma del Emperador'.

'Elantris'

'El aliento de los dioses'.

Serie 'Infinity blade': 'El Despertar' y 'Redención'.

Serie 'Nacidos de la bruma': 'El imperio final', 'El pozo de la ascensión', 'El héroe de las eras', 'Aleación de ley' y 'Sombras de identidad'.

FUERA DEL COSMERE

Trilogía 'Reckoners' (una visión alternativa al mundo de los superhéroes): 'Steelheart' y 'Calamity'

NARRATIVA JUVENIL

Serie 'Alcatraz'. 'Alcatraz contra los bibliotecarios malvados I, II y III'.

'El rithmatista'.

ÚLTIMOS TÍTULOS DE 'LA RUEDA DEL TIEMPO' DE ROBERT JORDAN

'La tormenta', 'Torres de medianoche' y 'Un recuerdo de luz'.