Ir a contenido

POLÉMICO LITIGIO

La jueza ordena al MNAC la devolución de las pinturas murales de Sijena

El auto da al museo catalán 20 días para informar sobre cómo se desmontarán, en qué condiciones serán trasladadas y el nombre de los técnicos responsables

El 'conseller' de Cultura, Santi Vila, afirma que "bajo ninguna circunstancia" autorizará un traslado que califica de "temeridad, imprudencia y atentado cultural"

Natàlia Farré

La sala del Museu Nacional donde se exponen las pinturas murales de la sala capitular del monasterio de Sijena salvadas por Josep Gudiol.

La sala del Museu Nacional donde se exponen las pinturas murales de la sala capitular del monasterio de Sijena salvadas por Josep Gudiol. / ALBERT BERTRAN

“¿Se puede trasladar la pirámide de Keops? Seguramente. Poder se puede todo. Así que la pregunta es absurda y perversa. La pregunta relevante no es si se puede o no, sino si se aconseja o no”. La reflexión la hacía Pepe Serra, director del MNAC, después del penúltimo capítulo del culebrón de los bienes del monasterio de Sijena y en espera del último. En el penúltimo, del 17 de octubre, la jueza del Juzgado número 1 de Primera Instancia de Huesca dictó un auto en el que exigía al responsable del museo que devolviese al cenobio oscense dos textiles de poco valor que llevan años desaparecidos (algo que Serra se ha hartado de explicar) bajo amenaza, de no hacerlo, de tomar medidas penales. También exhortaba a devolver las 44 obras del monasterio que están en el Museu de Lleida. De no llevarse a cabo, en este caso las penas recaerían sobre la Generalitat, propietaria de las obras, y por defecto sobre el 'conseller' de Cultura, Santi Vila

"TEMERIDAD E IMPRUDENCIA"

El último capítulo ha llegado este miércoles y pertenece a otro litigio, el de las pinturas murales de la sala capitular, las que indujeron las reflexiones de Serra. La magistrada del juzgado número 2 de Primera Instancia de Huesca ha dictado un auto de ejecución provisional de la sentencia emitida el pasado julio. La sentencia no reconocía la donación de las pinturas al MNAC por parte de las monjas y pedía su restitución al cenobio. Con el auto de este miércoles se exige que los murales vuelvan ya a Sijena, y si las instancias judiciales superiores se pronuncian a favor de Catalunya ya desharán el camino. Algo que no comparte un beligerante Vila: “Nuestra posición es granítica. Yo, como 'conseller' de Cultura, bajo ninguna circunstancia autorizaré la salida de las pinturas. Asumo toda la responsabilidad y las consecuencias”. La postura del Govern, ha añadido el 'conseller', sigue siendo “una oposición nítida y rotunda” al traslado, porque lo consideran “una temeridad, una imprudencia y un atentado absoluto en materia cultural”, que pone en “grave riesgo” una piezas cuya integridad defienden como “patrimonio del conjunto de la humanidad”, informa Anna Abella

NI MNAC NI GENERALITAT HAN RECIBIDO EL AUTO

Un despropósito de forma y fondo, según los afectados y los expertos. El despropósito de forma viene dado por la manera de comunicar o, mejor dicho, de no comunicar el proceso y el auto al MNAC. Se supone que cuando una de las partes pide una ejecución provisional (en este caso el Gobierno de Aragón), el juzgado debe comunicarlo a la otra parte (aquí, el museo), y darle cinco días para presentar alegaciones. Esto no ha sido así. Además, el MNAC y la Generalitatno han recibido el auto hasta última hora de la tarde, cuando ya lo tenía todo el mundo. De hecho, Vila ha lamentado y considerado “una falta de respeto” que tuvieran que enterarse por los medios de comunicación. Tampoco parece de lo más sensato poner en peligro una obra de arte del siglo XIV única por su calidad, iconografía y estilo cuando todavía no hay una sentencia firme: queda por pronunciarse la Audiencia Provincial y cabe recurso en el Tribunal Supremo. 

INFORME DE EXPERTOS CIENTÍFICOS

En cuanto al fondo, el despropósito es más peligroso y delicado aún, sobre todo para las obras de arte. Las pinturas son frágiles y han sufrido un incendio (del que fueron rescatadas por Josep Gudiol y luego restauradas con el dinero del Ayuntamiento de Barcelona), de manera que a la pregunta de si se aconseja o no su traslado la respuesta es clara: “Se desaconseja totalmente”, lo dice Serra, lo reitera Vila, pero lo dicen también los expertos. Sin ir más lejos, Gianluigi Colalucci, máxima autoridad mundial en pintura mural, lo dejó claro en una entrevista publicada en 'El Punt Avui': “Las pinturas no se pueden mover” si de preservar su integridad se trata. De la misma opinión son los científicos (UPC, UAB, UB, CSIC y el Sincrotrón Alba) que han realizado un informe para el MNAC sobre los peligros de tocar los murales. “Se corre el riesgo de que el enfermo se muera por el camino”, sostiene Serra. Los peligros son enormes y los beneficios, cero.

CONDICIONES DEL MONASTERIO

El estudio, ya realizado, se difundirá, según Vila, para “que la opinión pública catalana y la española sean conscientes de los riesgos” y se presentará en el juzgado en cinco días para que la jueza pueda evaluarlo y porque el MNAC exige poder presentar sus alegaciones, aunque a lo tenor de lo visto no parece que vaya a tener mucho impacto en la magistrada, pues esta ya ha puesto el proceso de devolución en marcha. De momento, antes de fijar una fecha para la restitución, conmina al MNAC a explicar, en un plazo máximo de 20 días, el procedimiento que prevé para desmontar las pinturas, en qué condiciones se hará el traslado y el nombre de los técnicos responsables del proceso. También pide al Gobierno aragonés que informe sobre las condiciones estructurales y climáticas de la sala capitular del monasterio para determinar si el espacio está preparado para conservar las pinturas murales. Cabe recordar que uno de los mayores problemas del cenobio son sus humedades (está construido sobre terrenos pantanosos) de las que no se escapa la sala capitular, ahora en obras para intentar solucionarlo.

Por su parte, el 'conseller' de Cultura ha exigido saber qué “autoridad científica o académica avala la decisión” de trasladar las obras para que asuma “la responsabilidad” de los riesgos y se ha mostrado convencido de que no existe "ningún testimonio científico que pueda declararse partidario de esta arbitrariedad". Con todo ello, no es de extrañar que Neus Munté, 'consellera' de Presidencia y portavoz del Govern, hable, cómo no, de un “nuevo despropósito”: “Este caso es un auténtico despropósito como el de las obras de arte del Museu de Lleida”. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.