Ir a contenido

HISTORIETA

Pablo Auladell gana el Nacional de Cómic por 'El paraíso perdido'

El libro transforma en novela gráfica el poema épico de John Milton

ELENA HEVIA / BARCELONA

Pablo Auladell gana el Nacional de Cómic por 'El paraíso perdido'

Llevar al cómic nada menos que 'El paraíso perdido' de John Milton, 10.000 versos épicos y rotundos que cuentan el pulso bíblico entre Lucifer, el ángel caído, y el mismísimo Dios. Esa es la hazaña que al historietista e ilustrador Pablo Auladell (Alicante, 1972 ) le ha valido el Premio Nacional de Cómic, dotado con 20.000 euros.  El dibujante ha recibido la noticia en plena faena con los lápices en la mano, más que satisfecho y también sacando pecho frente a un trabajo, el de dibujante de cómic, al que en ocasiones se le ha negado el pan y la sal. "Creo que nosotros mismos tenemos la culpa de esa desconsideración, porque a veces no creemos firmemente en lo que hacemos y podemos dar la impresión de que este es un trabajo muy fácil. Y no lo es en absoluto, es algo muy duro".

Auladell lo sabe bien. 'El paraíso perdido' le ha empleado tres años de trabajo y soportar un sin fin de vaivenes editoriales hasta que finalmente Sexto Piso la publicó en el 2015. Vaya por delante que quien se acerque a ‘El paraíso perdido’, el cómic, no estará excusado de enfrentarse al original. Lo dice el autor que ha realizado también el guion.

El jurado ha destacado la obra por "el gran valor artístico y la fuerza visual inspirada por la intemporal visión de Milton, su tratamiento del color, el uso original de la iconografía y la narrativa que consigue al mismo tiempo ser arquetípica y plenamente actual". Aunque el apabullante poema épico de Milton sea muy narrativo, la apuesta del dibujante era trasladar la música original y la potencia poética del texto a las imágenes. "No quería que los dibujos se limitaran a ilustrar, de hecho, hay muchas viñetas sin texto. Así que las imágenes debían ser solemnes porque se trata de seres superiores hablando a lo humano".

ALEJÁNDOSE DE DORÉ Y BLAKE

La opción de Auladell ha sido olvidarse de los ilustradores canónicos de la obra, Gustave Doré y William Blake. “Para empezar, mis dibujos no debían ser muy recargado porque no son estáticos, en el cómic las cosas tienen que moverse. Así que jugué con muy poco color y llevé la historia a un estilo renacentista precisamente para alejarme de aquellos antecedentes que han marcado tanto la obra”. El resultado, figuras mayúsculas como estatuas de mármol, es poderoso. "El texto de Milton me ayudó porque provoca imágenes muy visuales, como cuando dice que la lanza de Satán es como una montaña, eso es muy inspirador".

Si hay ilustradores para quienes el cómic es tan un solo un 'hobby', el autor galardonado defiende por igual ambos lenguajes tan distintos entre sí y que suele practicar en igual medida. Suyas son las ilustraciones de 'La leyenda del santo bebedor' de Joseph Roth y 'La puerta de los pájaros' de Gustavo Martín Garzo. Su faceta como historietista se inició en el 2000, después de colaborar en el colectivo La taberna del ñu azul. Y en el 2006 obtuvo el galardón al Autor Revelación en el Salón del Cómic de Barcelona por 'La Torre Blanca', una novela gráfica de sustrato autobiográfico. También se ha atrevido con un cómic breve sobre ‘El Quijote’, en el aniversario cervantino. “A mí me interesa trabajar por igual con la palabra literaria y con la imagen”, asegura con orgullo. Tiene de qué, de momento 'El paraíso perdido' ha sido publicado en Corea, Francia, Holanda e Inglaterra, lo que tiene mérito tratándose de un español demostrando a los  británicos que uno de sus clásicos más estimados puede ser semilla de historieta.