Ed Nawotka: "Los niños encuentran en las pantallas cosas más interesantes que los libros electrónicos"

El director de 'Publishing Perspectives' habló en Liber de las tendencias de futuro en el sector editorial

Ed Nawotka.

Ed Nawotka.

Se lee en minutos

ERNEST ALÓS / BARCELONA

Ed Nawotka (Houston, Tejas) es el director de la revista sobre la innovación en la edición 'Publishing Perspectives'. Ha participado en la feria del libro de Barcelona, Liber, con una conferencia sobre las 12 tendencias principales en el sector.

Los editores tradicionales no dejan de celebrar que el libro electrónico haya perdido peso en el último año, mientras el papel remonta. ¿Son las cifras en que se se basan fiables? Empezó a crecer hace cinco años desde cero, y claro, cada año crecía un 100%. Ahora en EEUU los e-books representan el 30-35% de los ingresos de los grandes editores. Lo que están es celebrando es que aún existe su mercado del libro impreso.

¿Pero realmente cae? Las ventas del libro electrónico solo han declinado entre los grandes editores, porque han aumentado los precios. Es una simple dinámica del mercado. Pero todo es más complejo: entre los mayores cada vez se lee más en digital por comodidad, por el tamaño de letra y porque viajan. Los jóvenes, en cambio, vuelven al libro impreso y el vinilo porque es la tendencia 'chic'. ¿Esto cambiará? Absolutamente. Lo digital está demasiado enraizado en nuestra vida hoy. Veremos otro 'boom' digital que será mucho más interesante. La gente será más creativa en la forma en que creará historias. Ahora el 50% de la información es internet es vídeo, y en cinco años será el 70%. Veremos  los libros y la narración más imbricados con estos medios.

¿Pero parece que ese 35% es el horizonte en el que se estabilizará el ‘e-book’ tal como lo entendemos, un libro impreso en pantalla? Creo que sí. Pero después vendrá una nueva generación de de contenidos en formatos que nos podremos preguntar si son libros. Se tratará de ofrecer experiencias. Eso que vendrá será adaptable, libros personalizados, en digital o en papel. Un libro de cocina con el tipo de recetas que te interesan, o una novela de un superventas pero con las cubiertas, el papel y el tipo de libro que te interesen... Otra tendencia, por supuesto, será la interactividad. No hablo de novelas: pero en educación, autoayuda... Pagarás por el 'software', por una determinada versión del contenido que se puede actualizar. El mercado que no creo que vaya a progresar es el de la suscripción. No es rentable para los editores.

¿Y Amazon? ¿Realmente planea una gran red de librerías físicas como las que ha puesto en marcha como plan piloto en la Costa Oeste? Creo que lo que están haciendo es experimentar. Es un modelo para San Francisco o Nueva York, pero en otros lugares, como en Tejas, donde vivio, acabarán repartiendo con dron. Pero no quieren tener librerías que sean cafeterías donde la gente pase un buen rato. Quieren formas eficientes de distribuir un libro. La verdad es que el de la librería es un mercado inmobiliario, ya no va de vender libros. El problema que tienen es el coste del metro cuadrado. Solo los grandes podrán sostener grandes librerías en lugares privilegiados.

El otro día hablábamos de algoritmos en Liber. ¿Qué poder tendrán? Predecir si un libro tendrá éxito, no: la mentalidad humana es demasiado complicada. Pero podrá precedir qué libros te gustará a ti, si le dejas que acceda a tu información. Si dices a tus amigos qué chicas te gustan, podrán adivinar qué tipo de chicas te gustan.

Te puede interesar

¿Qué tendencia nos dejamos? La autopublicación es la tendencia más dinámica: hay un mercado para libros que no son escritos de forma profesional, que simplemente son suficientemente buenos... por el dinero que pagas por ellos. Puedes viajar en un vuelo barato o con Iberia o Lufthansa. Y recibirás a cambio lo que pagas. Hay gente que tiene suficiente con la distracción que le ofrece ese libro barato, y un mercado creciente para ellos.

Curiosamente, los niños que son nativos digitales no son grandes consumidores de libro electrónico. Cuando están delante de una pantalla encuentran cosas más interesantes que los libros. Pero saben qué es un libro, que leer es una experiencia solitaria especial, y la distinguen de lo que sucede en la pantalla. Necesitarán escapar en algunos momentos del mundo digital, y lo harán.

Temas

Libros