MÚSICA

Sopa de Cabra: del Empordà a Londres

La banda de Girona recorrió sus tres décadas de trayectoria en un cálido y enérgico concierto en la sala The Grand de la capital británica

Sopa de Cabra.

Sopa de Cabra. / FERRAN SENDRA

2
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +

Un teatro centenario convertido en club, The Grand, al sur de Londres, vivió el viernes por la noche una experiencia inédita: el estreno británico de un grupo de rock que canta en catalán, Sopa de Cabra. Es fácil imaginar que el personal de la sala debía preguntarse quiénes demonios eran esos tipos cuyas incomprensibles canciones eran cantadas, una a una, como si les fuera la vida, por centenares de fans, pero este cronista puede asegurar que vio a un camarero haciendo ‘air guitar’ detrás de la barra mientras sonaba ‘El boig de la ciutat’.

El grito de “Bona nit, malparits!” sonó tal cual, sin traducción, y un fan en primera fila les correspondió con un “Thank you, motherfuckers!”, encajado con sorpresa por Gerard Quintana. El primer concierto de la gira ’30 Anys - 3 ciutats’ se abrió con ‘Si et va bé’, tras la cual el cantante alternó agradecimientos en inglés y catalán al público residente y a los fans venidos expresamente desde Catalunya, que los había. Formación de septeto, suma del quinteto clásico (con Josep Thió, Cuco Lisicic, Pep Bosch y ‘Peck’ Soler) y los incorporados Ricard Sohn (teclados) y Valen Nieto (guitarra, percusión).

FANS EN LA DIÁSPORA

Público con aplastante mayoría catalana, aunque muchos traían acompañante local. Hay cerca de 20.000 catalanes en Londres, con gran abundancia de jóvenes en busca de oportunidades laborales, y un grupo de ellos tuvo ocasión de departir con Sopa la noche anterior, en una animada cena-coloquio organizada por el 'casal' Catalans UK. El concierto fue una iniciativa privada de Rock sin Subtítulos, que para el año que viene anuncia visitas de Love of Lesbian, Manel y Antonio Orozco.

Concierto de repertorio antológico, con limitado peso de su último disco, ‘Cercles’, y que viajó hasta el pasado más remoto en piezas como ‘Bloquejats’, que contó con la aparición sorpresa de Lluís Gavaldà, de Els Pets, instalado una temporada en las cercanías de Londres. Thió se pasó a la guitarra acústica con ‘Seguirem somiant’ y la reciente ‘Sense treva’. Algunas banderas ‘estelades’, ellos que tan ajenos a esa simbología eran en otros tiempos, y un ‘castell’ en plena pista de The Grand observado con inquietud por los empleados de seguridad.

ESCOCIA Y EL ‘BREXIT’

Noticias relacionadas

Quintana pasó ahí a la acción política: “A Escòcia diuen que estan a punt del segon referèndum; i nosaltres, què?”, preguntó, y de ahí, a través de ‘Si et quedes amb mi’ y ‘Plou i fa sol’, a la cuestión que estos días más da que hablar entre los preocupados catalanes residentes en el Reino Unido. “Contra el ‘Brexit’, amor!”, gritó antes de abordar la reivindicativa ‘Guerra’ a ritmo de reggae. ‘El far del sud’, con estilista solo de ‘slide’ de Peck Soler y el disco-rock de ‘Sempre a prop’.

En el tramo final, los hitos de ayer y hoy, de ‘Camins’ a ‘Cercles’, y de ahí a ‘Mai trobaràs’ y un ‘medley’ rockanrolero con ‘Blujins-roc’ y ‘El sexo’ para terminar acogiendo de nuevo a Gavaldà en un asalto coral a ‘L’Empordà’ que debió resonar por todo el distrito de Clapham. A estas alturas, los camareros más escépticos de The Grand ya debían de haberse enterado de que hay un lugar del mundo en el que Sopa de Cabra es un grupo importante.