30 oct 2020

Ir a contenido

LA GRAN CITA DEL CINE FANTÁSTICO DE CATALUNYA

Un soplo en el corazón

Denise Castro presenta en Sitges su ópera prima, 'Salvación', un delicado relato vampírico surgido del máster de cine de la ESCAC

Julián García

La directora catalana Denise Castro, que este martes ha presentado en Sitges su ópera prima, ’Salvación’.

La directora catalana Denise Castro, que este martes ha presentado en Sitges su ópera prima, ’Salvación’. / PAU MARTI

De niña, Denise Castro (Barcelona, 1979) tuvo un soplo en el corazón que, a los 13 años, la llevó al quirófano en una operación a vida o muerte. “Yo entonces era una cría un poco oscura y quería ser vampira. Sería inmortal, no estaría enferma, no me tendrían que operar. Solo dependería de la sangre”. De aquella difícil experiencia surgió la idea de su ópera prima, 'Salvación', proyectada este martes en Sitges dentro de la sección Noves Visions. Un delicado, casi evanescente, cuento sobre el miedo a la muerte y su superación a través de la fantasía y el amor, a partir del encuentro en un hospital entre una niña enferma del corazón y un extraño joven que le dice ser vampiro y le promete la inmortalidad.

“La gran diferencia es que a mí, por desgracia, nunca se me presentó un vampiro. ¡Ojalá!”, bromea Castro, visiblemente emocionada por poder estrenar su primer largometraje en Sitges. “Es un sueño hecho realidad porque yo he crecido aquí. ¡A los 14 años ya era voluntaria!”. 'Salvación' es el primer fruto del nuevo máster oficial en Cinematografía creado por la ESCAC. “Han producido seis películas a seis directores. El punto de partida eran 30.000 euros sin subvenciones y, a partir de aquí, a la lucha. Nosotros hemos sido los primeros en acabarla”, relata Castro, que se licenció en la ESCAC en el 2002 y que durante estos años ha hecho publicidad, cortos y videoclips, además de trabajar para la escuela en diversas tareas organizativas y docentes.

FAN DEL CINE DE GÉNERO

“Ha sido un poco milagro. Nadie ha cobrado. Todo el mundo es debutante, yo, los jefes de equipo, los actores... Han puesto mucho corazón, mucho amor. El presupuesto al final no ha llegado ni a los 100.000 euros. La peli, por fuerza, es minimalista, pero creo eso juega a su favor”, cuenta la directora. "Espero que la gente de Sitges reciba 'Salvación' con curiosidad. Para empezar, porque se trata de una película de vampiros producida aquí y dirigida por una mujer. Ojalá la gente abra la mente y se deje llevar por la historia. Porque 'Salvación', en realidad, es un drama llevado hasta el género, una historia de superación del miedo a través de la fantasía", explica la directora con una sonrisa muy luminosa. 

"Ha sido un poco milagro. Nadie ha cobrado. Todo el mundo es debutante. El presupuesto no ha llegado ni a 100.000 euros"

Castro se declara fan a muerte del cine de género. "No concibo la vida sin la fantasía. Desde pequeña me fascina David Lynch. ¡Me convulsionaba! Y directores grandes de los años 70: Kubrick, Cronenberg, De Palma, Polanski...". ¿Y cuáles son sus películas favoritas de vampiros? "Son muy fan del 'Dracula' de Coppola, de 'El ansia' de Tony Scott, y de 'Vampyres' y 'Las hijas de Drácula' de José Ramón Larraz". Por ahora, en esta edición de Sitges 2016 ha visto 'Inside', de Miguel Ángel Vivas ("es muy amigo mío"), 'Proyecto Lázaro', de Mateo Gil ("me interesaba que tratara el tema de la inmortalidad") y 'Shin Godzilla' ("soy superfan de 'Gozdilla, me encanta"). "Hoy y mañana no estoy para nada, solo para 'Salvación', pero cuando acabe... no paro. Quiero estar al día, que luego muchas no se estrenan".

Ver película en la cartelera