Ir a contenido

UNA COLECCIÓN EN LITIGIO

Miró tendrá su museo en Oporto

El primer ministro portugués anuncia que las obras del artista catalán que su antecesor quería subastar se exhibirán de forma permanente

EL PERIÓDICO / LISBOA

La colección de 85 obras de Joan Miró que el Estado portugués se quedó en propiedad tras la nacionalización del Banco Porugués de Negocios (BPN) tendrá un espacio de exhibición permanente en Oporto, según ha revelado el primer ministro luso, el socialista António Costa. El anuncio cierra una polémica abierta hace un par de años, cuando el anterior Ejecutivo, de signo conservador, inició los trámites para subastar las piezas (84 pinturas y una escultura) y tuvo que enfrentarse a varios procesos judiciales que le impidieron seguir adelante con la venta.

Las obras en litigio se expondrán -la mayoría de ellas por primera vez- en la muestra 'Joan Miró: Materialidad y Metamorfosis', que el viernes 30 de septiembre abrirá sus puertas en la Casa Serralves de Oporto. En principio, la exposición debía permanecer abierta al público solo cuatro meses, hasta el 28 de enero del 2017, pero António Costa ha asegurado que la colección se quedará "definitivamente en la ciudad de Oporto" para que esa urbe tenga un nuevo atractivo "que ayude a consolidar y a reforzar" el crecimiento de su turismo.

VENTA FRUSTRADA

Las 85 obras fueron compradas en el 2006 por el BNP, entidad que tuvo que ser nacionalizada dos años después ante el riesgo de colapso inminente, por lo que todo su patrimonio pasó a manos del Estado. A finales del 2013, el Gobierno liderado por Pedro Passos Coelho anunció su intención de vender las obras en Londres a través de la casa de subastas Christie's. La operación, con la que se pretendía ingresar unos 35 millones de euros, generó una oleada de indignación en el sector cultural y fue rechazada por la oposición de izquierdas. Finalmente, la ofensiva de la Fiscalía portuguesa, que inició varios procesos judiciales para prohibir la salida al extranjero y la venta de los cuadros, frustró la maniobra gubernamental.

Con la decisión del Ejecutivo de António Costa queda blindada la permanencia en Portugal de las piezas de Miró, que incluyen seis de sus pinturas sobre conglomerado de 1936 y también seis 'sobreteixims' (paneles elaborados con la superposición de tejidos) de 1973. La exposición de la Casa Serralves de Oporto está comisariada por el experto estadounidense Robert Lubar Messeri y el proyecto expositivo corre a cargo del arquitecto Álvaro Siza.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.