Ir a contenido

El libro en catalán avista la recuperación

La Setmana acorta distancia respecto a las cifras precrisis

ELENA HEVIA / BARCELONA

Preparativos  para la celebración de la  Setmana del Llibre en Català. 

Preparativos  para la celebración de la  Setmana del Llibre en Català.  / JORDI COTRINA

Con la cara lavada y recién pintada con los colores de la cubierta del cercano mercado de Santa Caterina, La Setmana del Llibre en Català se abrirá al público en la Avenida de la Catedral, con renovados y modernos stands, alejándose del viejo modelo de Fira de Santa Llucia, puestos de madera incluidos, con el que era fácil emparentarla. La cita es del 2 al 11 de septiembre. Y la inauguración, a las siete de la tarde del viernes, incluirá el espectáculo ‘Paraules d’amor’ de Joan Ollé, un homenaje a las formas populares del habla catalana. En cuanto a las novedades, se puede poner el foco en una entre muchas: este año disponen de una web integrada en la del Gremi d’Editors donde se citan todas las actividades, entre las que destacan el apoyo a los refugiados a través de un manifiesto que reivindica la literatura como instrumento de denuncia.

Ventas de libros en catalán

Aunque las expectativas no pueden ser más satisfactorias para este año, en la presidencia de la Setmana tienen la sensación de que pese al incremento de público y facturación en el 2015 -el primero creció un 25% y el segundo un 26%, respecto al año anterior-, el espacio ya ha dado de sí todo lo que podía y no permite una ampliación. Para el editor Joan Sala resulta evidente que en las próximas ediciones debería estudiarse una posible descentralización que permitiera organizar actos, dirigidos al público pero también al sector editorial, en otros espacios de la ciudad bajo el paraguas de la Setmana, reflejando su doble condición de festival y de feria comercial. La diversificación no supone, según Sala, que se cuestione la idoneidad de su actual localización, donde el evento ha conseguido lograr su mayor visibilidad histórica, tras un errático periodo trashumante por distintos espacios urbanos que no le benefició.

RADIOGRAFÍA DEL SECTOR

En la presentación, la Associació d’editors en llengua catalana aprovechó, como suele, para hacer llegar un avance del estudio del Comercio interior del Libro en España elaborado por la Federación del Gremio de Editores, del cual es posible extraer algunos datos interesantes y significativos para el mercado del libro en catalán durante el pasado año. Todos tienen signo positivo si se exceptúa la tendencia a la baja de las ventas de literatura infantil y juvenil, antaño un valor seguro, y también un lento crecimiento en las ventas del libro electrónico. Y es que la edición en soporte electrónico parece haberse estancado en un reducido 5% de la facturación total,  visiblemente afectada por el pirateo informático. “Sin embargo, hemos detectado, asegura Salas, que muchos de los libros que se descargan gratuitamente no llegan a ser leidos”.

Las buenas noticias son el incremento de títulos publicados en catalán (11.348 títulos) aunque las tiradas se hayan reducido (un ejemplo la tirada media del libro en castellano es de 3.037 y en catalán 1.698 ejemplares). Pero también, el crecimiento en la facturación por seguro año consecutivo que hace que las cifras de ventas de libro en catalán, 230 millones de euros, empiecen a aproximarse a los valores del 2008, el año cero de la crisis, cuando se facturaron 255 millones de euros; así como el peso de libro de texto que mantiene el tipo con 107 millones pero está lejos de los 121 millones que movió en el 2008, quizá por las campañas de reutilización de libros en las escuelas. Amén del significativo aumento - a niveles incluso superiores a los de antes de la crisis- de la literatura, es decir la novela, el teatro y la poesía ) que facturó casi 49 millones de euros respecto a los 40 del año 2008, momento en que todo empezó a desmoronarse.

CÓMO CONTAGIAR LA LECTURA

La semana también recoge una campaña de fomento a la lectura realizada en colaboración con TMB que bajo el lema Devora’ls y la imagen de un volumen con evidentes dentelladas intenta revertir la consulta de los móviles, ahora mayoritaria, por la lectura de libros en los transportes públicos. El viernes dos de septiembre a las ocho de la tarde se realizará un coloquio público sobre el tema en el recinto de la Catedral en el que participarán los escritores Màrius Serra, Roser Ros y Bernat Puigtobella  y la editora Oblit Baseiria .

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.