Ir a contenido

ENTREVISTA

Love of Lesbian: "Nuestro nombre nos ha cerrado muchas puertas"

El grupo lleva su aventurado nuevo disco, 'El poeta Halley', al Festival de Cap Roig

Jordi Bianciotto

El grupo Love of Lesbian.

El grupo Love of Lesbian.

La gira de verano de Love of Lesbian, uno de los grupos estrella del circuito de festivales, recala este viernes en Cap Roig. Trae su disco más introvertido, de canciones largas y estribillos esquivos, 'El poeta Halley'. Hablamos con su cantante, Santi Balmes.

¿Cómo está pasando este disco la prueba de los festivales? Bastante bien, hemos rehecho la plantilla, como diría Luis Enrique, pero, por ejemplo, ‘Bajo el volcán’ es nueva pero ya tiene tres millones de escuchas en Spotify. Es verdad que la gente en un festival lo que quiere es botar y cantar los himnos, y siempre tenemos un debate interno sobre eso. Al final optamos por un término medio. 

Veo que están apostando bastante por el disco: en su último concierto, hace unos días en el Low Cost Festival (Benidorm), tocaron 12 canciones de las cuales cinco eran nuevas, entre ellas la larga, de nueve minutos, 'Psiconautas'. Que es como si fueran seis. Medio concierto es de material nuevo. Sabes que cada canción necesita un tiempo para que forma parte de las vidas de la gente. ‘Psiconautas’ les deja flipados, aunque confieso que la tocamos a gozo propio: si metiéramos ahí dos ‘hits’ levantaríamos más a la parroquia. Pero nuestra obligación es que la banda esté en perpetuo estado de mutación. A la larga es más provechoso. Eso sí, de cara a los próximos discos, si la dinámica es esa, sería mejor lanzar el disco en Navidad para que cuando llegue el verano haya habido más tiempo de asimilar las nuevas canciones.

De todas formas, el de Cap Roig será un concierto íntegro, a diferencia de la mayoría de festivales. ¿Dos horas? Sí, claro, ahí podremos elaborar nuestro discurso íntegramente. Eso es otra liga. Nos va muy bien ese concierto en medio del verano: últimamente hemos hecho algunos de 50 minutos y eso para nosotros no es nada. 

¿Ha llegado ya la hora de tocar 'Los males pasajeros'? Aún no, nos la pide todo el mundo y estamos esperando, como hacen los ‘dealers’, para tocarla en la gira de salas.

Hay que dosificar la droga. Sí, sí, hay canciones que las reservamos para más adelante. Si lo das todo en los festivales ya no queda margen para el factor sorpresa. Tiene ese punto estratégico, sí, desgraciadamente.

Se les acusa de estar en todos los festivales: "ha nacido el Sin Love of Lesbian Fest, el primer festival en el que no actúa Love of Lesbian", ironizaban días atrás en 'El Mundo Today'. Estas bromas las hemos propiciado nosotros mismos porque somos unos capullos, al decir en entrevistas que íbamos a denunciar a los festivales que no nos contrataran, que eso era inadmisible, etcétera. Pero, ojo, esto nos sugiere que quizá es hora de comenzar a cambiar las tornas. A ver, cuando ves que un festival con el aforo lleno te paga a ti X cantidad y luego a otra banda que es de segunda categoría pero guiri le paga el doble, piensas que grupos como nosotros, o Vetusta Morla, Izal, Lori Meyers, Supersubmarina..., les salimos muy rentables. Me lo confesó un programador: “con vosotros tengo el mismo lleno y me ahorro mucho dinero”.

Santi Balmes 

CaNTANTE DE LOVE OF LESBIAN

"Grupos como nosotros, o Vetusta Morla, Izal, Lori Meyers, Supersubmarina..., les salimos muy rentables a los festivales"

Gran relación calidad-precio. ¡Muy buena! Y te hace pensar: ¿quién está ganando más en este negocio, tú o el festival? Por otra parte, a mí me encanta tocar en festivales, pero puedes malacostumbrar a la gente y que ya no te vaya a ver a la sala. “He visto a 15 grupos en dos días y adiós muy buenas”.

Hace siete años explotó una burbuja de festivales. Ahora se habla de otra. ¿Usted la ve? A los festivales que han cerrado este año no hemos ido, no los conocemos, pero no yo no la veo. A veces hay voluntad por parte del periodista de ser el primero en anunciar que algo va a ocurrir cuando aún no hay indicios de que vaya a ser así. El festival es un hábito de consumo tan cultural como turístico. Hay quien dice que es la nueva verbena. Yo no diría tanto, aunque algunos lo parecen.

Hay debate alrededor de las marcas en los festivales. ¿Debería aparecer en el contrato si van a actuar en un escenario con un patrocinio? No había pensado nunca en estas cosas, pero nosotros consideramos habitual convivir con las marcas, son parte del paisaje. En ‘Blade runner’ aparecía un cartelazo de Coca-Cola que flipabas y eso contribuyó a financiar la película. Miguel Ángel y Rafael trabajaban para la empresa del momento, que era la Iglesia católica y no creo que nadie se pare a pensar que eso era muy ‘mainstream’ o que estaban vendidos a las marcas. ¿A qué jugamos? Si queremos eso a ese precio, alguna concesión hay que hacer o caeremos en la demagogia. Otra cosa es que una marca tenga un comportamiento ético que te pueda parecer deleznable. Eso hasta ahora no lo hemos sufrido, o no nos hemos enterado.

Otra polémica: en las redes les han acusado de frivolizar con el lesbianismo debido a que son hombres que cantan al amor heterosexual. Ya, y ha habido réplicas muy graciosas: “el día que se enteren de que Camarón de la Isla no era un crustáceo, ¿qué va a pasar?”. Me hubiera gustado mucho contestarle a esa chica y opté por callar para que la cosa se calmase. Pero le diré algo: ahora nuestro nombre se ve muy normal pero hace años no lo era, y nos ha cerrado muchas puertas. Ha habido precisamente marcas que se han negado a hacer cosas con nosotros por cómo nos llamamos. En ese tuit decía que nos habíamos “lucrado” gracias a este nombre, cuando en todo caso si nos ha ido bien es porque hacemos canciones que han gustado. A nadie le gusta una banda solo por su nombre. Y a nosotros nos ha perjudicado, y no una vez, sino varias.

Bien, terminada esta gira de verano, ¿les espera Latinoamérica? Sí, México, Chile, Argentina... Hemos montado la gira para poder estar en Barcelona cuando toque The Cure, a finales de noviembre. Teníamos las entradas compradas cuando nos dijeron que nos iríamos a Latinoamérica. Les avisamos: ¡montáoslos como queráis pero ese día estamos aquí!

¿No se han perdido ninguna gira de The Cure? Últimamente no. Para nosotros un concierto de The Cure es una inyección de vitaminas. Robert Smith está en un momento vocal espectacular, como Brett Anderson, de Suede, que cada vez canta mejor.

0 Comentarios
cargando